29 personas han muerto ahogadas en las playas catalanas este verano

ACN

  • Es la cifra más alta de los últimos ocho años.
  • 205 bañistas han perdido la vida al mar desde el 2012, sobre todo personas de más de 70 años.

Servicios de Emergencia atienden al fallecido en la playa del Sardinero

Un total de 205 personas han muerto ahogadas en baños de ocio en las playas catalanas desde el 2012, cuando Protección Civil empezó a recoger datos. La mayoría, 178 (87%), perdió la vida durante la campaña de verano, que va desde el 15 de junio al 15 de septiembre. En los meses de verano de este año, 29 personas han muerto ahogadas, esta es la cifra más alta de los últimos ocho años.

También representa un incremento sustancial respecto al número de personas que murieron ahogadas en el mismo periodo del año pasado, 18. "A lo largo de los años vemos que es una mortalidad muy identificada con un perfil de persona de más de 70 años, que se ahoga en condiciones de buen mar, con bandera verde y en muchos casos en una playa vigilada", afirma el subdirector general de Coordinación y Gestión de Emergencias, Sergio Delgado. 

Las altas temperaturas de este verano, con olas de calor muy potentes, es uno de los factores que puede explicar el aumento del número de personas que han muerto ahogadas este año. Una mayor afluencia de bañistas que, además, se encuentran en peores condiciones, con afecciones o patologías previas que se pueden agravar, apunta Delgado.

En la campaña de verano de este año, los ahogamientos mortales han incrementado especialmente en la Costa Brava, con 14 personas que han perdido la vida mientras se bañaban, seis de las cuales eran francesas. El 2018, en el mismo periodo, murieron seis personas. Esto significa que el 48% de los ahogamientos han sido este verano en esta zona costera. Nueve personas han muerto ahogadas en la Costa Dorada (31%); cinco, en Costa Central (17%) y una, en Tierras del Ebro. El 41% eran extranjeros y el 76%, hombres.

El 38% de las personas que murieron ahogadas eran extranjeras, sobre todo francesas (28, casi 4 de cada 10). En el 64% de los casos, las playas estaban vigiladas y en el resto, o eran lugares sin socorristas o todavía no se había iniciado el servicio o ya había acabado. El 76% de las playas vigiladas donde se han registrado ahogamientos mortales en estos últimos ocho años tenían bandera verde; el 21%, amarilla; y el 3%, roja.

La franja horaria que concentra más ahogamientos mortales es la de las 10 a las 11 de la mañana. En esta hora, en algunas playas es cuando la vigilancia empieza el servicio o todavía no lo ha hecho. En cuanto a la temporada fuera de los meses de verano, el año en qué más personas murieron fue el 2015, con nueve ahogamientos mortales. El 2019, se han muerto seis personas.

Los datos desde el 2012 sitúan los mayores de 70 años como los más vulnerables

Protección Civil empezó el 2012 a recoger datos muy detallados de los ahogamientos mortales después de que el año antes tres personas murieran a Coma-ruga en zonas prohibidas al baño o con bandera roja. Ocho años después, la serie histórica constata la magnitud de los ahogamientos mortales: más de 200. En la campaña de verano del 2012, 25 personas perdieron la vida mientras se bañaban; 20, el 2013; 18, el 2014; 24, el 2015; 20, el 2016; 24, el 2017; 18, el 2018.

En las campañas de verano de los últimos ocho años, el 79% de las personas que han perdido la vida mientras se bañaban en playas catalanas son hombres y el grupo de edad de entre 70 y 79 años es lo más afectado. La media de edad es de 63 años, pero según los territorios hay diferencias, como por ejemplo la media más elevada en la Costa Dorada, una media de 66 años.

Costa Brava: 51% de las personas ahogadas eran extranjeras

Delgado destaca que en los datos de los últimos ocho años han identificado diferencias significativas entre la Costa Brava y la Costa Dorada, las dos son donde se han producido más ahogamientos mortales. A la Costa Brava, la mitad de las personas que han muerto ahogadas eran extranjeras (51%) -porcentaje superior al del conjunto de las playas- y muchas de ellas eran francesas (55%). La franja de 60 a 69 años tiene más mortalidad (21%) pero la más afectada continúa siendo la de 70 a 79 años (27%).

El 46% de los ahogamientos en la Costa Brava de los últimos ocho años han estado en playas no vigiladas o cuando no lo estaban, un porcentaje superior al conjunto de la costa catalana (36%). Uno de los posibles factores que explican este dato es que en la Costa Brava hay muchas calas pequeñas, que no están vigiladas. También se observa una mayor afectación en la franja horaria de 10 a 11 de la mañana.

Costa Dorada: el 41% tenía entre 70 y 79 años

A la Costa Dorada, el 41% de las personas ahogadas en los últimos ocho años tenían entre 70 y 79 años. Es donde hay un mayor porcentaje de mujeres que perdieron la vida mientras se bañaban (25%). Las personas que eran extranjeras representan un 30% del total de personas que murieron ahogadas.

A la Costa Central, donde se producen el 21% de los ahogamientos, la media de edad es de 58 años, la más baja de todas las costas. La franja con más mortalidad es la de 50 a 59 años (26%); después, la de 70 a 79 años (24%). El 29% eran extranjeros y el 13%, mujeres.

La recomendación: playas vigiladas y acompañados

"No estamos hablando tanto de ahogamientos mortales por mal mar sino por factores de riesgo intrínsecos al colectivo de personas de más de 70 años", subraya Delgado, que continúa: "Muchas de las muertes son de personas que no han podido pedir auxilio porque antes se han mareado o han tenido un problema cardíaco, por ejemplo".

Por eso, el subdirector general de Coordinación y Gestión de Emergencias recomienda bañarse en playas que estén vigiladas y, sobre todo a las personas de más de 60 años, que lo hagan acompañadas.

El 86% de las personas trasladas para recibir atención médica sobreviven

Cada año los servicios de socorrismo realizan un millar de rescates aproximadamente. De todos los rescates realizados durante los meses de verano del 2019, en 207 casos se trasladaron los afectados porque recibieran atención médica. De estos, el 86% sobrevivieron, según datos del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) facilitadas por Protección Civil.

Durante las campañas de verano, se organiza en el centro de coordinación e información de Protección Civil un dispositivo para monitorizar la situación a las playas y agilizar la operativa de salvamento en caso necesario. También se ofrece información pública a través del visor del estado de las playas, que indica el color de las banderas o si hay servicio de socorrismo, entre otros aspectos. El dispositivo integra el SEM, el 112, los ayuntamientos y las principales operadoras de socorrismo.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.