La abogada de Manos Limpias que acusó a la infanta Cristina dice que rechazó 2 millones de € ofrecidos por la Casa Real

La abogada Virginia López Negrete ha dicho en el juicio por la supuesta trama de extorsión de la Asociación de Usuarios Bancarios que se opuso en 2015 a una oferta de dos millones de euros del marqués de Mondéjar, exjefe de la Casa del Rey, a Manos Limpias para que no acusara a la infanta Cristina en el caso Nóos.

La Audiencia Nacional ha reanudado este viernes el juicio al presidente de Ausbanc, Luis Pineda; al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, y a otros ocho acusados, por los que los dos primeros se enfrentan a peticiones del fiscal de 118 y cinco meses y casi 25 años de prisión, respectivamente, mientras que para Virginia López Negrete la Fiscalía solicita once años y once meses.

Están acusados de extorsionar a bancos, cajas de ahorros y empresas a cambio de importantes cantidades de dinero para no publicar informaciones desfavorables y para retirar acusaciones en causas judiciales como la seguida contra la infanta Cristina en el caso Nóos.

Según el fiscal además presionaban a las entidades financieras para que a cambio de acuerdos judiciales pagaran por anuncios en publicaciones de Ausbanc, compraran informes realizados por la asociación y patrocinaran eventos de la misma.

Virginia López Negrete ha recordado que Manos Limpias era un cliente de su despacho y que su presidente, Miguel Bernad, le encargó que se personara como acusación en el caso Nóos, por el que el marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, se encuentra en prisión cumpliendo condena.

Ha asegurado que no compartió con Luis Pineda la estrategia de acusación en este caso y que lo llevó de forma autónoma así como que incluso en la parte final de la instrucción ya tomaba decisiones de forma individual porque había perdido la confianza con Miguel Bernad.

La abogada también ha dicho que desconocía que Miguel Bernad estuviera manteniendo en 2015 reuniones con el entorno de la infanta Cristina para abordar una posible desimputación de la infanta por parte de Manos Limpias.

"Nunca me comentó ningún tipo de contacto ni elaboré borrador alguno para pedir la desimputación de la infanta porque nunca lo habría aceptado", ha asegurado.

López Negrete ha relatado que poco antes de que comenzara el juicio del caso Nóos -fijado para el 11 de enero de 2016- Miguel Bernad, con quien llevaba casi dos años sin hablar con él, la llamó en diciembre de 2015 para pedirle "quedar urgentemente con ella".

"Un compañero me dijo que grabara la conversación y así lo hice en una cafetería cercana a la sede de Manos Limpias porque perdí la confianza en él", ha indicado.

"Bernat me dijo que le habían citado a las afueras de Madrid y que el marqués de Mondéjar, que le había comentado que el asunto de la infanta era un problema para España, le ofrecía dos millones de euros para que no fuéramos el día 11 de enero a las cuestiones previas del juicio en Palma de Mallorca, y que ellos se encargaban de vestir el santo", ha manifestado.

Virginia López Negrete ha recalcado al respecto: "Yo le di un no rotundo".

La letrada ha insistido en que nunca tuvo relación alguna con Ausbanc y que conoció a Luis Pineda el 5 de julio de 2013 en los juzgados de la plaza de Castilla de Madrid porque le iba a sustituir como abogado de la acusación en la causa seguida contra el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, ya que quería llevarlo en exclusiva, según la manifestó su cliente, Miguel Bernad.

Y ha asegurado que si pidió la reapertura del caso para un exdirectivo del BBVA en el caso Nóos no fue por indicación de Pineda sino porque estimaba que había indicios para ello.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.