El abuelo desquiciado

Hacía dos meses que su mujer y su hija habían fallecido en un accidente de automóvil que él conducía. Su yerno le tenía prohibido ver a sus nietos de 10 y 12 años, la única familia que le quedaba. Quienes le conocían describen un cuadro depresivo por la terrible desgracia de la que fue responsable. Estaba solo, hundido y, aun así, cuesta imaginar qué tipo de alteración mental puede conducir a un ser humano a asfixiar a uno de los niños y pegarle un tiro al otro. A qué punto puede llegar un hombre que hasta hace solo dos meses pasaba por ser normal para provocar semejante tragedia.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.