Acusan de asesinato a una madre y su hija por la muerte de una mujer a la que inyectaron silicona en los glúteos

Una mujer y su hija han sido fueron arrestadas y acusadas de asesinato en California (EE UU) después de inyectar silicona en los glúteos de una mujer que falleció como consecuencia de la intervención, según ha publicado la cadena estadounidense NBC. En principio, la cirugía tenía como objeto el aumento del trasero de la fallecido.

Karissa Rajpaul, de 26 años, murió el 15 de octubre de 2019 en un hospital después de someterse a una cirugía que la policía de Los Ángeles describió como un "procedimiento ilegal de aumento de glúteos". Libby Adame, de 51 años, y su hija, Alicia Galaz, de 23, ofrecían sus servicios en las redes sociales, cobrando hasta 3.400 euros por sesión. La policía no encontró ningún documento ni título que acreditase que las arrestadas estaban capacitadas para llevar a cabo estas prácticas.

"Se trataba de inyecciones de silicona no contenidas", ha afirmado el investigador de la policía Robert Dinlocker. "Irían debajo del músculo para que el trasero tuviera ese aspecto natural, pero el problema es que, según la oficina del forense, tienes arterias principales justo debajo de ese músculo, y es probable que cuando lo hagan puedan golpear un artería", explicó.

Pese a que la operación se realizó en octubre, las acusadas no fueron arrestadas hasta el mes de agosto, cuando ingresaron en la cárcel y salieron posteriormente tras abonar una fianza, según muestran los registros de la cárcel en línea.

Está previsto que Galaz comparezca ante el tribunal en diciembre pero aún se ha fijado una fecha de audiencia para Adame.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.