La agónica parada del delantero Ocampos al portero Dimitrovic en el último minuto del descuento del Sevilla-Eibar

Lucas Ocampos subió ante el Eibar unos cuantos peldaños en el ránking de ídolos de esta temporada del Sevilla. El delantero fue el autor del gol de la victoria que permite a los de Lopetegui mantener el objetivo de Champions bien vivo, pero además evitó un empate siendo portero de urgencias.

La lesión de Vaclik (sufre una hiperextensión de la rodilla izquierda, según las primeras pruebas) con todos los cambios hechos y el tiempo ya cumplido obligó al técnico vasco a hacer un cambio inesperado. Pidió a su delantero que se pusiera la camiseta de portero, unos guantes y se colocara bajo palos para intentar evitar un empate.

El Eibar, ante esta situación, se echó arriba como si le fuera la vida en ello. Sumar un punto no era lo ideal, pero sí mejor que nada en plena lucha por escapar de la zona caliente de la clasificación.

Corría el minuto 100. El portero Dimitrovic subió a un córner y en medio del barullo del área se encontró con el balón. Disparó... y se lo paró como pudo Ocampos. Los pájaros disparan a las escopetas: quien chuta es el portero y quien detiene es el delantero. La alegría del futbolista sevillista después de un partido que no olvidará la dejó plasmada en las redes sociales.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.