Ahorra a golpe de clic: las apps que organizan tus finanzas personales

Llegar a fin de mes y comprobar que la cuenta bancaria haya engordado. Ese es uno de los mayores anhelos de cualquier persona. Contar con más dinero que la semana anterior para gastarlo en compañía de amigos o viajar con la familia.

La democratización de las finanzas, de la mano de la tecnología, pone al alcance de todos aplicaciones digitales con las que sacar provecho al dinero. Eloi Noya, autor de ‘Fintech: ahorro e inversión en la era financiera digital’, explicó en una entrevista para Finect cuáles son las mejores plataformas para sanear la economía doméstica.

Empezando por lo más básico, algunas apps nos ayudarán a planificar nuestra estructura de gastos. Una de ellas es Fintonic, que “ayuda a agregar las cuentas bancarias, gastos en cuenta corriente y aquellos que nos van a venir el siguiente mes”, explica Noya. Esta fintech, además, asesora al usuario sobre las maneras de ahorrar los gastos más corrientes (telefonía, electricidad…), poner topes de gasto, comparar precios de seguros y conseguir descuentos en algunos recibos.

¿Quieres sacarle rentabilidad a tu dinero?

Una vez ordenada la cuenta de gastos, es el momento de dar continuidad al ahorro. Como señala Noya, es importante sistematizar el ahorro: “Si solo nos acordamos a veces, ahorraremos muy poco. No hay que esperar a fin de mes, tiene que ser periódico, casi diario”. Conseguirlo está al alcance del pulgar. Goin y Arbor son dos apps en las que el usuario puede activar distintos métodos de ahorro. Dos de los más comunes son el redondeo y las órdenes periódicas.

¿En qué consisten? El primero de ellos implica que en cada compra la app hace el redondeo al alza e incluye la calderilla en una hucha digital. El segundo método son las órdenes. Goin, por ejemplo, permite activarlas para que cuando el usuario recibe un ingreso en su cuenta un porcentaje quede reservado. “Sin darnos cuenta vamos acumulando ahorro de forma fácil y sencilla”, valora Noya.

Las fintech dan al cliente la posibilidad de contratar los productos que les ofrece su banco de forma más simple. Noya destaca en su libro el caso de Raisin, la plataforma europea de contratación de depósitos, consultable en Finect. Además de la facilidad de contratación, aquí pueden encontrarse depósitos de entidades bancarias de distintos países europeos.

Hay una variedad de apps y plataformas que permiten sacar rendimiento a esos ahorros. Y además sin tener conocimientos financieros. “Para empezar a invertir, cuando ya tenemos un fondo de emergencia”, Noya recomienda “primero fondos indexados, una inversión a largo plazo”. Este tipo de fondos son más contenidos que los fondos de gestión activa. No buscan batir al mercado, sino que replican los movimientos de un índice en bloque, por ejemplo, el IBEX 35.

Muchas fintech tienen un proceso 100% digital y automático que son los roboadvisors. Estos asesores virtuales se adaptan al perfil de riesgo de cada persona y son recomendables para quien no cuente con tiempo o conocimientos suficientes. El experto destaca Indexa, InbestMe (sobre todo por sus inversiones sostenibles), Finanbest o Finizens.

Para quien prefiera menos dosis de tecnología y más asesores de carne y hueso, Noya recomienda la plataforma digital del neobanco MyInvestor, de Andbank.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.