Alrededor de 80 millones de bebés se han quedado sin vacunas contra la polio y el sarampión por la COVID-19

Alrededor de 80 millones de niños menores de un año en 68 países pobres no han recibido vacunación contra enfermedades graves como la difteria, el sarampión o la poliomelitis a causa de las medidas y restricciones impuestas durante la crisis de la COVID-19.

Así lo ha advertido este viernes en rueda de prensa el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, que junto a UNICEF y a la Alianza Mundial sobre Vacunas e Inmunización ha hecho un llamamiento global a todos los países para restablecer las campañas.

Según ha explicado, desde que en la década de los 70 los programas de vacunación infantil ampliados se generalizaron en la mayoría de los países, "nunca había habido una interrupción a nivel internacional como esta".

En este sentido, ha declarado que desde mediados de marzo al menos 68 países han informado de limitaciones importantes -retrasos o suspensiones- en sus campañas de vacunación, que es "una de las herramientas más poderosas y fundamentales para prevenir enfermedades en la historia de la salud pública". "Esto puede suponer un retroceso de hasta una década en los progresos alcanzados en la erradicación de enfermedades infecciosas prevenibles como el sarampión", de especial gravedad para los niños, ha alertado Ghebreyesus.

En la misma rueda de prensa, la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, ha apuntado a las medidas de distanciamiento social, al confinamiento en las casas y a la interrupción de las cadenas de suministro por las limitaciones en el transporte y el comercio internacional como las principales causas de esta falta masiva de suministro.

A todo esto hay que agregar la carencia de profesionales sanitarios, ya que "muchos se han dedicado a luchar contra la COVID-19", ha indicado, y las reticencias de los padres, que no llevan a sus hijos a los centros de vacunación por miedo al contagio.

Fore ha subrayado la gravedad del parón en las campañas de inmunización contra el sarampión, suspendidas en 27 países, y contra la polio, paralizadas en 38. "Son patologías muy graves que estaban controladas en muchos países, y corremos el riesgo de perder todo lo logrado", ha advertido.

Al menos 24 millones de personas en 21 países de ingresos bajos que reciben financiación de la alianza sobre vacunas corren el riesgo de quedarse sin inmunización contra la polio, el tifus, el sarampión, el cólera, la difteria, el VPH y la rubeola, entre otras, debido a los retrasos o suspensiones en las campañas.

Por todo ello, Fore ha instado a los estados a reanudar las campañas de vacunación de manera urgente y ha hecho un llamamiento a los gobiernos, al sector privado, a las aerolíneas y demás empresas para "liberar espacio de carga a un coste asequible para estas vacunas que salvan vidas".

"No podemos permitir que nuestra lucha contra una enfermedad se produzca a expensas de la lucha a largo plazo contra otras", ha asegurado.

"Aunque las circunstancias actuales pueden requerir que temporalmente paremos algunos esfuerzos de inmunización, estas vacunas deben reiniciarse lo antes posible", ha proseguido, o "corremos el riesgo de cambiar un brote mortal por otro".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.