Andalucía, Comunidad Valenciana y las dos Castillas piden decretar ya el toque de queda: "No se puede esperar más"

Castilla y León, Comunidad Valenciana, Andalucía y Castilla-La Mancha pedirán esta tarde en el Consejo Interterritorial el toque de queda para frenar el avance de la pandemia, una cuestión que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha reconocido que "está encima de la mesa".

Illa ha dicho que escuchará la opinión de las comunidades en la reunión de esta tarde, aunque ya avanzó el martes que la aplicación de esa medida requeriría de la declaración del estado de alarma, que podría "adoptarse en una parte del territorio o en todo".

El toque de queda será uno de los asuntos que Sanidad y comunidades debatirán en el Consejo Interterritorial, así como otras medidas previstas en el borrador de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19, como el cierre de bares y tiendas a las 22 horas o la recomendación a los ciudadanos que salgan de casa "solo lo necesario" en las zonas con más incidencia de coronavirus.

Aunque la Comunidad de Madrid fue la primera en plantear la posibilidad de pedir el toque de queda, el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, ha instado este jueves a esperar "a ver qué es lo que tiene que plantear" el Ejecutivo central.

Aguado ha recordado que su Gobierno anunciará el viernes las nuevas medidas, que se aplicarán el sábado, tras concluir el estado de alarma en vigor en nueve municipios madrileños y ha insistido en que no ve necesario "ir avanzando" pinceladas sobre esas medidas y en que "por prudencia" es conveniente esperar.

Sí se han pronunciado otras comunidades como Castilla y León, que ha pedido por carta al Gobierno una solicitud para que se aplique en este territorio un toque de queda como medida preventiva de los contagios de covid-19 porque la situación es "francamente preocupante" y avoca nuevamente al "colapso sanitario".

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha apelado a la "responsabilidad" del Ejecutivo para que, además de permitir este tipo de medidas restrictivas, se apliquen otras homogéneas en todas las comunidades autónomas aprobadas en la reunión de esta tarde porque "no puede pasar del día de hoy".

También la Generalitat Valenciana ha anunciado que planteará esta tarde un toque de queda entre la medianoche y las seis de la mañana hasta el próximo 9 de diciembre en toda España y, si no es posible, en la Comunidad para intentar frenar el avance de la pandemia.

Así se lo ha trasladado este jueves el president de la Generalitat, Ximo Puig, al presidente de la patronal autonómica CEV y a los secretarios generales de los sindicatos CCOO PV y UGT-PV, quienes le han mostrado su apoyo a esa petición, según han señalado Salvador Navarro, Arturo León e Ismael Sáez a los periodistas a su salida del Palau de la Generalitat.

El Gobierno de Castilla-La Mancha pedirá que el Gobierno decrete el toque de queda para todo el país, como medida para frenar la expansión de la covid-19, según fuentes del Ejecutivo regional, que han explicado que están dispuestos a abordar cuestiones como hasta cuándo se debe prolongar este toque de queda.

También están abiertos a negociar el horario en el que se aplicaría, a la espera de escuchar las propuestas del resto de comunidades autónomas y del Gobierno.

Por su parte, la Junta de Andalucía reclamará al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de esta comunidad una ratificación para aplicar medidas restrictivas de movilidad nocturna, desde las once de la noche hasta las seis de la mañana, en Granada capital y en treinta municipios de su área metropolitana.

La petición a la Justicia de la ratificación de estas medidas restrictivas obedece al "preocupante" aumento de contagios por coronavirus, ha señalado el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo.

En el Consejo Interterritorial, Galicia volverá a reclamar criterios "homogéneos y coordinados" para actuar en toda España, ya que "ante problemas similares no puede haber diecisiete respuestas autonómicas", ha precisado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Además pondrá sobre la mesa la necesidad de una ley específica contra la pandemia, porque "el estado de alarma o el toque de queda son impropios de una situación que dura meses y que durará muchos meses más".

El Gobierno de Melilla pedirá al Ministerio de Sanidad que aplique un confinamiento en horario nocturno, una medida "drástica" pero necesaria, ha asegurado el presidente de la ciudad autónoma, Eduardo de Castro, que ha negado que esto sea "un toque de queda", ya que ese término no existe en la legislación española.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.