Apuñalan en los ojos y dejan ciega a una mujer por trabajar fuera de casa como policía

Lo último que vio Khatera antes de quedar ciega tras un ataque en la provincia afgana de Ghazni fue cómo tres hombres en una motocicleta le disparaban y se abalanzaban sobre ella para apuñalarla en los ojos a su salida del trabajo en una comisaría de Policía.

Cuando esta mujer de 33 años despertó más tarde en el hospital, lo veía todo negro y, a pesar de que los médicos le dijeron que se debía a que los tenía vendados, estuvo segura desde el primer momento de que le habían sacado los ojos, recoge la agencia Reuters.

Tanto ella como las autoridades locales culpan del ataque a militantes talibanes, que niegan su intervención, y creen que los asaltantes actuaron alentados por el padre de la víctima, que se oponía con firmeza a que Khatera trabajara fuera de casa.

El ataque no ha supuesto únicamente la pérdida de la visión para Khatera, sino también de un sueño por el que había luchado: ser laboralmente independiente. Hacía apenas tres meses que la mujer se había incorporado a las filas de la Policía de Ghazni como agente.

En este sentido, la mujer confesó a la agencia de noticias que le habría gustado servir en la Policía al menos un año y así habría sido "menos doloroso". "Ha ocurrido demasiado pronto", lamentó Khatera, que había conseguido el apoyo de su marido para trabajar fuera de casa y que asegura que desearía volver a ejercer si recupera la vista.

La Policía ha confirmado que sospechan que el padre, que no cejó en su oposición a que la mujer trabajara, está detrás de los hechos y ha sido detenido. Por su parte, los talibanes han negado su implicación.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.