Armenia firma con Rusia y Azerbaiyán un "doloroso" acuerdo de paz

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, anunció este lunes la firma de una declaración conjunta con los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Azerbaiyán, Ilham Alíev, sobre el fin de la guerra en Nagorno Karabaj a partir de la 1.00 de la madrugada (21.00 GMT del 9 de noviembre), acuerdo que calificó de "doloroso", informa Efe.

"El texto de la declaración es muy doloroso, personalmente para mí y para nuestro pueblo. Tomé esta decisión tras un profundo análisis de la situación militar y una valoración de personas que tienen un mayor dominio de la situación", escribió en su cuenta de Facebook.

Según Pashinián, firmó la declaración conjunta entre los líderes de los tres países debido a su convicción de que esta es "la mejor solución en la situación creada", y adelantó que escribiría próximamente con más detalle al respecto.

"No es una victoria, pero no hay derrota hasta que te conozcas a ti mismo. Nunca nos conoceremos a nosotros mismos y esto debería ser el comienzo de nuestra unidad nacional, época de renacimiento", señaló, al llamar a los armenios a analizar los años de independencia "para planificar nuestro futuro y no repetir los errores del pasado".

"Me arrodillo ante todos nuestros mártires. Me inclino ante todos nuestros soldados, oficiales, generales, voluntarios que han defendido y defienden la patria con su vida. Ellos salvaron desinteresadamente a los armenios de Artsaj [nombre armenio de Nagorno Karabaj]", señaló, al defender que este pacto salva la existencia del enclave.

Desde Moscú, el presidente ruso informó también sobre la firma del acuerdo entre los tres países y especificó que esta prevé el alto el fuego inmediato y que ambas partes se mantengan en las posiciones ocupadas en estos momentos.

"A lo largo de la línea de contacto en Nagorno Karabaj y a lo largo del corredor que enlaza Nagorno Karabaj con Armenia se emplazará un contingente de paz de Rusia", afirmó Putin en un comunicado publicado por la presidencia rusa.

El Kremlin señaló que los desplazados internos y los refugiados retornarán al enclave separatista y las regiones aledañas "bajo control del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados".

Ambas partes también intercambiarán prisioneros y caídos en combate, anunció el mandatario ruso, quien señaló que el control del transporte en la región estará bajo la tutela del Servicio de Fronteras de Rusia.

"Partimos de que los acuerdos alcanzados crearán las condiciones necesarias para una solución a largo plazo y total de la crisis de Nagorno Karabaj sobre una base justa y en interés de los pueblos armenio y azerbaiyano", concluyó Putin.

Por su parte, desde Bakú el presidente azerbaiyano informó tamnién sobre el cese de las hostilidades y anunció que Rusia desplegará un contingente de 1.960 soldados para realizar, junto a Turquía, labores "para mantener la paz" a lo largo del corredor que conecta Karabaj con la ciudad de Lachin, informa Europa Press.

Esta noticia fue confirmada por el propio Putin, a través de una declaración emitida por el canal de televisión Rossiya 24. El Ministerio de Defensa señaló que el contingente militar, además de los soldados, incluirá 90 vehículos blindados de transporte y 380 unidades móviles y otros equipos especiales.

"La fase militar concluye, y pasamos a la fase de solución política. Se trata de la variante más ventajosa para nosotros. De hecho se trata de una capitulación militar de Armenia", declaró el mandatario azaerbaiyano en un mensaje a la nación.

Alíev señaló que el acuerdo firmado contempla la retirada del Ejército armenio de tres regiones: el distrito de Agdam, antes del 20 de noviembre, la región de Kalbajar, antes del 15 de noviembre, y la región de Lachín, antes del 1 de diciembre.

Eso sí, en la última de estas tres regiones Armenia se reservará un corredor de cinco kilómetros de ancho para garantizar la comunicación con el enclave separatista. Según Alíev, Azerbaiyán garantizará la seguridad de este corredor.

Shushi -o Shushá para los azerbaiyanos-, ciudad que se encuentra a apenas 11 kilómetros de Stepanakert y está ubicada en la región de Lachín, quedará bajo control de Bakú.

La región de Nagorno Karabaj, cuya soberanía se disputan desde hace décadas Armenia y Azerbaiyán, está sufriendo una espiral bélica desde finales de septiembre. Los enfrentamientos se mantienen a pesar de que se han acordado tres altos el fuego que han sido incumplidos en cuestión de horas.

La región forma parte oficialmente del territorio de Azerbaiyán pero tiene mayoría de población armenia y está controlada de facto por Armenia desde el final de la última guerra, en 1994, cuando las fuerzas militares armenias se hicieron con el control de este enclave y de varios distritos azeríes colindantes.

Con más de mil muertos, la reciente ola de enfrentamientos ha sido la más mortífera desde que ambos países libraran la guerra a finales de los años ochenta, mientras que decenas de miles de civiles se han visto obligados a desplazarse ante el recrudecimiento de los ataques, según Naciones Unidas.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.