Así es el MERS, el coronavirus letal que transmiten los dromedarios y que ha reaparecido dejando un muerto en Catar

El MERS-CoV, un tipo de coronavirus que fue detectado por primera vez en 2012, ha hecho saltar las alarmas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) tras detectarse dos casos en Catar y morir uno de los infectados.

El llamado Síndrome Respiratorio de Oriente Medio apareció en dromedarios en varios países de esa región, África y el sur de Asia hace 10 años y, desde entonces, ha dejado 894 muertes en 2.591 casos registrados, aunque podrían ser muchos más.

A 12 de mayo de 2022, la mayoría de los casos notificados han ocurrido en países de la Península Arábiga. Fuera de esta región, hubo un gran brote en la Corea del Sur en mayo de 2015, en el que se detectaron 186 casos (185 en la República de Corea y 1 en China) y dejó 38 muertes.

Una muerte en Catar

Entre el 22 de marzo y el 3 de abril de 2022, Catar notificó a la OMS dos casos de infección por este tipo de coronavirus, confirmados por un laboratorio, según el informe del brote.

El primer infectado fue un hombre de 50 años que trabajaba y vivía en una granja de camellos en Al Shahaniya. Presentó tos productiva durante una semana, fiebre alta y dificultad para respirar. El paciente ingresó en planta y, al día siguiente, tuvo que ser trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El segundo, otro hombre de 85 años residente en Doha y propietario de un dromedario. Este paciente presentó los mismos síntomas, fue intubado y trasladado a la UCI donde falleció el 14 de abril. El hombre tenía patologías previas que pudieron motivar el fallecimiento.

Ambos tuvieron contacto frecuente con dromedarios y consumieron su leche cruda antes de presentar síntomas. La organización "espera que se notifiquen casos adicionales de infección por MERS-CoV en Oriente Medio y/u otros países donde circula en dromedarios", dice el informe. Ninguno de los cuatro contactos de ambos pacientes se contagiaron del virus.

Desde 2012, Catar ha notificado un total de 28 casos humanos de MERS-CoV y 7 muertes, incluidos los dos nuevos casos notificados. No ha habido brotes hospitalarios ni infecciones reportadas entre los trabajadores de la salud.

De murciélagos a camellos

El coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) es un virus transferido a los humanos desde camellos dromedarios infectados. Es un virus zoonótico, por lo que se transmite entre animales y personas, y puede contraerse por contacto directo o indirecto con animales infectados.

En total, 27 países han notificado casos desde 2012, dejando 858 muertes confirmadas y en relación con la infección y las complicaciones relacionadas.

Los orígenes del virus no se conocen completamente, según la OMS, pero según el análisis de diferentes genomas del virus, se cree que "puede haberse originado en murciélagos y luego transmitido a camellos en algún momento del pasado".

La transmisión de persona a persona es posible, pero solo se han encontrado algunos contagios de este tipo "entre miembros de la familia que viven en el mismo hogar". En entornos de atención médica la transmisión de persona a persona parece ser más frecuente.

Síntomas y tratamiento

Las infecciones por MERS-CoV pueden provocar desde casos asintomáticos, pasando por síntomas respiratorios leves hasta la enfermedad respiratoria aguda grave y hasta la muerte.

Una expresión típica de la enfermedad" incluye la fiebre, tos y dificultad para respirar". La neumonía es algo común, pero no siempre ocurre. También se han notificado síntomas gastrointestinales, incluida la diarrea.

En cuanto al tratamiento, no existe uno en concreto, tan solo tratar los síntomas que produce el virus, aunque se están desarrollando varias vacunas y tratamientos específicos.

Aproximadamente el 35% de los pacientes diagnosticados con MERS-CoV han muerto, pero la OMS cree que puede tratarse de una "sobreestimación de la verdadera tasa de mortalidad, ya que los sistemas de vigilancia existentes pueden pasar por alto los casos leves de MERS". Actualmente, las tasas de letalidad se cuentan "solo entre los casos confirmados por laboratorio".

La organización aconseja, como precaución general, que cualquier persona que visite granjas, mercados, establos u otros lugares donde haya dromedarios y otros animales lo haga aplicando las "medidas generales de higiene, incluido lavarse las manos regularmente antes y después de tocar animales y evitar el contacto con animales enfermos".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.