Así puedes conseguir una jubilación tranquila con 1.200 euros extra al mes

Muchos trabajadores se dan cuenta a la hora de jubilarse de que la pensión que cobrarán a partir de ahora no es tan elevada como esperaban tras una larga vida laboral. Cuatro de cada diez jubilados reconoce tener dificultades para llegar a fin de mes, según una encuesta del Instituto Santalucía. Por eso, una buena planificación resulta fundamental si se quiere disfrutar con tranquilidad de los años de retiro.

La pensión de jubilación depende de muchos factores, pero uno de los más importantes es el salario del trabajador. Antes de la irrupción de la pandemia, un empleado ganaba de media unos 24.395,98 euros brutos al año, según la encuesta de estructura salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2019. Esto son unos 1.620 al mes en 12 pagas.

Lógicamente el sueldo suele crecer a medida que el trabajador acumula años de experiencia. Sin embargo, la pensión de jubilación es inferior al último salario percibido. En concreto, la tasa de sustitución se sitúa en el 72,3% en España, según la OCDE. Si un ciudadano ganaba 1.000 euros antes de retirarse, ahora tendrá una pensión de 723 euros. Actualmente, la prestación media por jubilación se sitúa en los 1.193,08 euros al mes, según las estadísticas de la Seguridad Social.

Esta diferencia todavía es más grande para los trabajadores con salarios más elevados. La pensión máxima se sitúa actualmente en los 37.904,86 euros, es decir, 2.707,49 euros al mes en 14 pagas. Aquellos empleados que ganen un sueldo superior a esa cantidad, sufrirán una merma de ingresos.

Si un ciudadano quiere mantener su poder adquisitivo en la jubilación necesitará compensar esa diferencia de ingresos respecto al salario. Existen multitud de productos financieros en el mercado para obtener unos ingresos adicionales a la pensión pública. Uno de los productos de ahorro más conocidos son los planes de pensiones, pero no son los únicos. Finect cuenta con un escaparate de productos financieros para la jubilación donde los usuarios pueden encontrar un abanico de posibilidades para preparar su retiro.

Imaginemos un trabajador llamado Manuel, que tiene 35 años y que está preocupado por la pensión que tendrá en el futuro, ya que sus padres no cobran una prestación muy elevada. Como los expertos recomiendan empezar lo más pronto posible a planificar la jubilación, Manuel ha decidido abrir un plan de pensiones con una aportación inicial de 1.000 euros.

Como Manuel nunca ha invertido, ha optado por contratar un plan de pensiones de perfil conservador, con un 4% de rentabilidad media anual. Cada mes aporta 150 euros al plan de pensiones. Gracias a ese dinero invertido y a la rentabilidad generada, Manuel conseguirá acumular un capital de 157.798 euros en 2053, cuando le llegue el momento de jubilarse al cumplir los 67 años.

Ese pequeño esfuerzo constante de 150 euros al mes dará sus frutos cuando Manuel decida jubilarse. Nuestro protagonista podrá rescatar 1.190 euros al mes del plan de pensiones durante los siguientes 15 años hasta que cumpla 82 años, según los cálculos realizados en una herramienta de Finect.

Manuel también puede optar por un perfil más arriesgado en la contratación del plan de pensiones, lo que le permitiría obtener una mayor rentabilidad. Por ejemplo, los planes de renta variable a 3 y 5 años logran unas ganancias anuales medias cercanas al 10% anual, según los datos de Inverco.

Además de los planes de pensiones, existen multitud de opciones de productos de inversión para todos los perfiles de riesgo. Algunos de ellos permiten invertir con inversiones iniciales pequeñas de 150 euros o 1.000 euros. Este es el caso de muchos roboadvisors, unos gestores automatizados que permiten tener una cartera diversificada sin que el ahorrador tenga que preocuparse de sus inversiones.

¿Sabes cuánto tendrás de pensión cuando te jubiles?

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.