El aterrizaje del 'piloto' Feijóo en el Senado: las "muchas horas de vuelo" de una bancada más semejante a su líder que la del Congreso

El aterrizaje de Alberto Núñez Feijóo en el Senado se percibe hasta en los símiles que emplean quienes serán sus compañeros de bancada. "Un piloto con muchas horas de vuelo", dice del gallego un senador y alcalde curtido, un fenotipo corriente en el palacio de la calle Bailén. El líder del PP y Miguel Tellado, vicesecretario de Política Territorial, completarán el centenar exacto de escaños populares en una Cámara Alta que alterará su ritmo parlamentario, a veces demasiado manso, acalorado tan solo por las sesiones de control al Gobierno. Ahora, sin embargo, el "meollo va a estar aquí", bromea uno de los más jóvenes sobre la llegada del gallego.

El Parlamento gallego designará a Feijóo y a Tellado senadores el próximo 25 de mayo, oficializada ya la salida de Elena Muñoz y Juan Serrano, para debutar en junio con el grupo parlamentario que ahora dirige Javier Maroto. La experiencia fallida de Antonio Hernández Mancha hace más de 30 años es el único precedente de un senador como líder de la oposición, pero es el único encaje que ha encontrado Feijóo para carearse directamente con Pedro Sánchez.

Es una situación anormal por exótica, pero con una singularidad: la bancada del PP en el Senado se parece más a su presidente que la del Congreso. Pablo Casado y Teodoro García Egea diseñaron un partido rejuvenecido que desplazó el protagonismo de muchos de ellos. Nadie frunce el ceño al ser preguntado por esta característica. Y es que en la Cámara Alta hay cuatro expresidentes autonómicos (Luisa Fernanda Rudi, Alberto Fabra, José Antonio Monago, Pedro Rollán) que se suman al presidente de Melilla, Juan José Imbroda; alcaldes y exalcaldes, consejeros y exconsejeros, exmiembros de la cúpula y recién nombrados, un exportavoz en el Congreso como Rafael Hernando o un expresidente del Senado como Pío García-Escudero. Dirigentes ex-prácticamente-todo como la propia Rudi o Javier Arenas. Algunos con el futuro por detrás, rescatables otros para la primera línea como Carlos Floriano o Fernando Martínez-Maíllo. Tampoco descarta nadie a Ana Alós, exalcaldesa de Huesca, como futura portavoz.

Un grupo parlamentario, por tanto, con amplia experiencia en la gestión y en la aplicación de las leyes, que es de lo que viene presumiendo Feijóo desde su llegada a lo más alto de la cúpula del PP, con cuatro legislaturas en la Xunta de Galicia a sus espaldas.

Y esa experiencia en la gestión puede que también la utilice Feijóo para terminar de nutrir su dirección en Génova. Apenas definidas las vicesecretarías, aún quedan muchos puestos por cubrir en el organigrama del Comité Ejecutivo Nacional, donde esperan un hueco, por ejemplo, Floriano y Martínez-Maíllo, dos de los dirigentes que más se dejan ver en los actos del partido, como el del pasado día 9 de mayo en el Parque de Berlín con motivo del Día de Europa.

Los planes de Feijóo como senador

"Hará pleno ejercicio de sus funciones. El Senado tiene dos semanas de plenos al mes, no tres como el Congreso. No estará sentado el 100% de los minutos en su escaño por motivos obvios, pero claro que será posible compatibilizar la actividad como senador con su vida orgánica", explican fuentes del equipo de Feijóo sobre sus planes.

Aunque hay un elemento que no está en su mano y que se antoja clave: las ganas que tenga Sánchez de buscar el cara a cara. "Aquí lo que importa es lo que haga Sánchez en el Senado", exponen claramente desde Génova, si bien aseguran que "la política de hoy no consiste exclusivamente en la presencialidad sino que la información circule por el canal que sea". La oposición del líder del PP será principalmente extraparlamentaria, aunque estimas las mismas fuentes que "los debates entre Feijóo y Sánchez podrían dignificar la Cámara y poner el foco en la vida parlamentaria".

"Es una buena oportunidad de que escuche las reivindicaciones de los territorios", desliza un senador andaluz. Otros advierten parecidos con Mariano Rajoy, como que "sobre cualquier tema ya sabíamos lo que iba a hacer". No en vano, Feijóo se autodefine como un "político previsible".

Rollán y Monago, en la cúpula

Rollán, expresidente de la Comunidad de Madrid, y Monago, expresidente extremeño, han sido dos de los primeros fichajes de Feijóo para su cúpula. El primero, como vicesecretario de Coordinación Autonómica y Local; el segundo, como presidente del Comité de Derechos y Garantías, una vez asumido su relevo al frente del partido en Extremadura, donde el partido buscará renovar el liderazgo próximamente con la convocatoria de un congreso regional, suspendido después de que el partido saltara por los aires en febrero.

Dos dirigentes con trayectoria y experiencia de gestión, las características por las que Feijóo hace su selección por los cuadros territoriales. O, en boca de un senador, "gente con mucha experiencia en la aplicación de las leyes".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.