El 'boom' del turismo extranjero pilla por sorpresa al sector: "Hemos pasado de la nada al 'overbooking' en todas partes"

El sector turístico español se parece cada vez más a lo que fue antes de la pandemia. En los primeros cuatro meses del año llegaron a España 15,8 millones de turistas extranjeros, un 755,8% más que en los cuatro primeros meses del año pasado, según informó el INE el miércoles. Unos visitantes que se dejaron, en ese mismo periodo, 18.753 millones de euros, lo que representa un 840,7% con respecto al primer cuatrimestre de 2021.

Sin embargo, las cifras que llegan hasta ahora apuntan a que 2022 puede ser el año de la gran recuperación. El sector ha ido de menos a más y en abril ha registrado 6,1 millones de llegadas internacionales y 6.901 millones de euros en facturación. Estas cifras representan, respectivamente, el 98% y el 85,4%, que lo que se registraba en abril de 2019.

El boom del turismo ha pillado a contrapié a un sector que no esperaba tantas llegadas y tan pronto. "Hemos pasado de nada al overbooking en todas partes", resume María Sánchez de Mora, profesora de Turismo en la Universidad Europea. "El turismo ha cogido una velocidad que da un poco de vértigo", añade.

Aunque hasta ahora solo hay datos disponibles hasta abril, Sánchez anticipa un mayo con todavía más ocupación. Tanto es así, que las empresas todavía no han tenido tiempo a adaptar sus plantillas a las llegadas. "Las empresas empiezan a pensar en contratar personal a partir de junio y hemos encontrado este boom ya en pleno mayo. Las empresas se han puesto a buscar recursos humanos, pero no ha sido tan fácil encontrarlos".

Y es que el auge del turismo ha coincidido con escasez de personal en el sector. "La pandemia ha hecho que muchas personas que se dedicaban al turismo se hayan recolocado. Ahora que el turismo ha vuelto a demandar personal, no quieren volver y si vuelven quieren hacerlo con mejores condiciones", explica Sánchez. El nuevo marco legal que ha introducido la reforma laboral también está provocando que las empresas adapten su modelo de contratación en un sector con una tasa de temporalidad tradicionalmente muy elevada. En todo caso, las previsiones para el verano -donde el sector se juega la mayoría de su facturación anual- son de "lleno total".

La máquina empieza a carburar

Los datos de llegadas de abril dibujan un panorama de normalidad en varios segmentos del mercado. Entre las tres nacionalidades que más visitantes e ingresos aportan -Reino Unido, Alemania y Francia- el ritmo de llegadas ya está por encima del 80% del nivel anterior a la pandemia. De hecho, en autonomías como Canarias, Baleares y Comunidad Valenciana ya han recuperado prácticamente la totalidad de sus visitantes extranjeros

Las cifras de gasto de abril son todavía más sorprendentes. A nivel nacional, la facturación procedente del turismo extranjero ya es del 98% de lo que era antes de la Covid, mientras que las llegadas de visitantes todavía están 15 puntos por debajo de la referencia de 2019. En algunos territorios, el gasto turístico es incluso sustancialmente mayor que antes de la pandemia. En Baleares el gasto ya es un 22% superior a 2019, en la Comunidad Valenciana este porcentaje es del 11,5%, mientras que en Canarias alcanza el 6,8%.

Los datos dejan claro que quienes visitan España ahora gastan más. Algo que en buena parte se debe a la elevada inflación que recorre la economía. Pero hay algo más. María Sánchez, cree que hay otros factores en juego: el ahorro acumulado durante la pandemia y un cambio de modelo. "La cifra de gasto también quiere decir es que el turismo que nos viene ya no es tan low cost. Como estrategia de país nos conviene que vengan menos turistas y que se gasten más dinero", explica.

El turismo es un sector clave para la economía española y buena parte de la recuperación esperada para este año depende de él. El Gobierno lo considera uno de los motores de la recuperación y estima que 2022 podría cerrar con unos niveles de llegadas de en torno al 80% en comparación con 2019. En los cuatro meses que llevamos de año se ha recuperado ya un promedio del 70%.

El turista ruso se esfuma

Una de las consecuencias más evidentes de la guerra en Ucrania es el desplome del turismo procedente de Rusia. Tras el cierre del espacio aéreo español a las aerolíneas rusas, en marzo y abril se redujeron prácticamente a cero.

En abril de 2019, España había recibido a algo más de 80.000 visitantes procedentes de Rusia, un viajero que se caracteriza por su elevado poder adquisitivo y que tiene un peso importante en zonas específicas de la Costa Brava y la Costa del Sol.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.