Bruselas recuerda en plena crisis migratoria que la relación con el Reino Unido no incluye asilo y retornos

La Comisión Europea ha recordado este lunes que el acuerdo que rige las relaciones entre la Unión Europea y Reino Unido no incluye la cooperación en asilo y retornos de migrantes en plena crisis migratoria en el canal de la Mancha. Así se ha expresado Bruselas tras el episodio en el que murieron 27 personas cuando volcó la embarcación en la que intentaban llegar a las costas británicas y después de que Francia haya reclamado a Reino Unido que asuma su responsabilidad en la crisis y permita la migración legal a las islas.

En rueda de prensa, el portavoz de Migración de la Comisión, Adalbert Jahnz, ha sostenido que el acuerdo para las relaciones entre Londres y Bruselas no incluye medidas de retorno de migrantes. "Sobre cooperación con Reino Unido, hay cooperación práctica con los guardacostas de Bélgica y Francia para evitar los cruces ilegales en el Canal", ha señalado.

Jahnz ha recalcado el apoyo comunitario a la plataforma que lidera Francia para aumentar la seguridad en el Canal y ha evitado pronunciarse sobre un posible despliegue de Frontex en la zona para aliviar la situación, como anunció el ministro francés del Interior, Gérald Darmanin.

Francia y Reino Unido viven un pulso por la gestión migratoria en el Canal y París ha reclamado a Londres que abra una vía legal para que los refugiados puedan llegar al país, así como medidas para que los refugiados no puedan trabajar en la economía sumergida.

Esto llega después de la cumbre que celebró Francia con Países Bajos, Bélgica y la Comisión Europea para abordar el asunto de la crisis migratoria. En la reunión acordaron endurecer las medidas contra las mafias de tráfico de seres humanos que operan en la zona.

La cuestión migratoria es otro elemento más de tensión entre los Ejecutivos galo y británico que tienen como disputa central la cuestión pesquera. Después de que Darmanin señalara que el día 10 de diciembre es la fecha límite para alcanzar un acuerdo con Londres sobre los permisos para faenar en el Canal de la Mancha, el Ejecutivo comunitario ha evitado marcar líneas rojas. En este sentido, la portavoz de Pesca de la Comisión, Vivian Loonela, ha indicado que Bruselas intensificará las conversaciones para concluir el proceso "para el 10 de diciembre".

"Esa es la fecha con la que trabajamos y estamos implicados en las conversaciones para encontrar una solución para esa fecha", ha indicado, sin querer entrar en ultimátums. El secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, ha amenazado con levantarse de las negociaciones si para esa fecha no hay un acuerdo.

En todo caso, Bruselas ha evitado especular sobre esta opción, que podría dejar sin licencia a los barcos franceses que faenan en las aguas del Canal de la Mancha. El Gobierno de Emmanuel Macron puso sobre la mesa una batería de posibles sanciones, entre ellas la prohibición de atraque de barcos británicos, como respuesta a la reducción de los permisos concedidos a pescadores galos.

Entretanto, el ministro británico para el Brexit, David Frost, ya dijo que su país está contemplando "activamente" la puesta en marcha del mecanismo para la resolución de disputas estipulado en los acuerdos de salida de la UE para solucionar la actual disputa sobre pesca.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.