Burger King se une al troleo a Trump tras un error del presidente en Twitter

EFE

Trump ofrece comida rápida en la Casa Blanca

La cadena de comida rápida Burger King se hizo eco este martes de las mofas que se desataron en las redes sociales a raíz de un error de escritura que cometió el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un tuit sobre la visita del equipo de fútbol americano Tigers de Clemson a la Casa Blanca.

En un tuit que fue retirado y colocado nuevamente con la palabra correcta, Trump aseguraba que pagó más de 1.000 "hamberders" —en vez de "hamburgers" (hamburguesas)—, en alusión al plato principal que se sirvió durante el encuentro de la noche del lunes, cuyo menú atribuyó al cierre parcial administrativo.

"Estupendo estar con el campeón nacional Clemson Tigers la noche pasada en la Casa Blanca. Debido al cierre administrativo, les serví cantidades enormes de comida rápida (yo pagué), más de 1.000 hamberders etc. En una hora todo se había terminado. Chicos estupendos y grandes comensales", señaló el mensaje original.

Sin dejar escapar el error presidencial, Burger King escribió este martes en su cuenta de Twitter: "Debido a un gran pedido encargado ayer, nos quedamos sin hamberders. Solo estamos sirviendo hamburguesas hoy".

El mensaje en cuestión de horas había llegado este martes por la noche a los 62.560 retuits y 257.119 "me gusta", y desató una andanada de memes y comentarios.

Uno de los internautas, identificado como Daniel Kelly, llegó a asegurar que "de acuerdo con las reglas de internet, el director de redes sociales de Burger King es ahora el nuevo presidente de los Estados Unidos".

El lunes, en el día 24 del cierre administrativo, Trump homenajeó al equipo de fútbol americano Tigers de Clemson (Carolina del Sur, EE UU), reciente campeón del título nacional universitario, con unas 1.000 hamburguesas de las marcas de comida rápida Burger King, McDonald's y Wendy's.

Trump explicó que tuvo que pedir comida rápida por la falta de personal en la Casa Blanca debido al cierre parcial de la Administración estadounidense.

"Tenía que elegir: o no les dábamos comida porque estamos de cierre de Administración o les ofrecíamos unas pequeñas ensaladas que hubieran preparado la primera dama [Melania Trump] y la segunda dama [Karen Pence]. Pedí unas 1.000 hamburguesas", relató el gobernante durante la recepción oficial, hoy ampliamente comentada en las redes sociales.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.