Carlos Vives, "un gallito" y su inseparable Evaluna: así ha sido el llenazo de Camilo en el Wizink

En plena época de festivales de todo tipo y conciertos en la que la música copa las ciudades, es digno de mención que un artista llene un recinto... y más si se habla del Wizink Center, capaz de albergar a más de 15.000 espectadores junto a la Plaza de Felipe II.

Así lo hizo la "tribu" de Camilo Echeverry, tal y como él llama a sus seguidores. Ese séquito, en el que había sobre todo mujeres y niños que presumían de sus pancartas y dibujos hechos a mano con cariño, invadió el antiguo Palacio de los Deportes durante la noche de este sábado 25 de junio.

En un show que aglutinó músicos impecables, baile, emociones e incluso alguna anécdota, el colombiano intepretó muchas de sus canciones más conocidas —Favorito, Millones, Vida de rico, Bebé, Tutu, Que sí o la gamberra Ropa cara—, pero también, y tras pedir que se apartaran los móviles por unos minutos, tocó De adentro pa fuera, un melancólico tema que da nombre tanto al tour actual como al futuro álbum.

"Siempre que vengo a Madrid le digo a mi familia que me mudo un par de meses aquí, porque es como mi segunda casa, no me siento extranjero", dijo el artista, pletórico, al comenzar el espectáculo. No fue la única alusión al país en el que está girando.

Entre risas, confesó que su hija Índigo fue concebida en España y que, si Evaluna Montaner y él siguieran algunas tradiciones indígenas que conocían según las cuales el lugar "en el que el bebé fue llamado" determina su nacionalidad, la pequeña sería española.

Aunque en el concierto no estuvo presente Alejandro Sanz, que se encuentra promocionando su música en Zaragoza, sí que hubo varias menciones a su persona, pues Camilo estrenó recientemente el dúo Nasa junto al madrileño.

Así, destacó que en el público estaba su hija Alma, y Camilo aprovechó para presumir de que, en su vez anterior en el Wizink, acudió Sanz a verlo. El momento más emotivo de la noche llegó cuando el artista les dedicó unas palabras a todas las personas que estuviesen pasando por una ruptura y les recordó que saldrían adelante, pese a que ahora pareciese imposible.

Evaluna Montaner

Además, alentó a todo el público para que encendieran las linternas de sus móviles si habían superado alguna ruptura, para hacer visible ese mensaje de fortaleza y ánimo. Justo después entró en escena, "como las flores que crecen en cualquier parte", según dijo Camilo, Evaluna Montaner.

La también cantante se hizo dueña del escenario en cuestión de segundos entre estallidos del público e interpretó Índigo, Machu Picchu o Por primera vez junto a su marido, dando lugar a varios besos, bailes y escenas muy tiernas entre ambos.

Pero no todo fue romanticismo. El cantante de 28 años no dejó pasar la oportunidad de lanzarles a los asistentes un mensaje sobre la importancia de ser uno mismo y de valorar las particularidades de cada uno frente a una sociedad que pide que se cumplan unos estándares y encajar en un molde para ser alguien legítimo y que merezca la pena.

"Nos dicen que hay que tener x seguidores, que tenemos que alcanzar un montón de cosas para valer... pero no. Ustedes valen por quienes son hoy. Y, hasta que no aprendamos a celebrar la diversidad que hay dentro de cada uno de nosotros, no vamos a poder apreciar la libertad que hay ahí fuera. Ustedes tienen valor por quienes son hoy, no tienen que cambiar nada, ni un poquito, aunque habrá gente más guapa, más bonita, o más caliente... y eso se dice rápido, pero cuesta entenderlo", reflexionó.

Carlos Vives y 'el gallito'

Una de las últimas sorpresas de la noche la protagonizó Carlos Vives, que se pasó por el concierto tras actuar en el de Cadena 100 del Wanda Metropolitano. Camilo habló sobre su admiración hacia el cantante con el que comparte nacionalidad, puso en valor la influencia de Colombia en su obra y agradeció que Vives le abriera el camino a la música colombiana en España. Todo ello justo antes de cantar Baloncito Viejo, un dúo estrenado en marzo de este año.

Sin embargo, el momento con el que el colombiano se queda de su noche en el Wizink no tiene nada que ver con lo aquí narrado y lleva nombre de ave. Según compartió en un reels de Instagram al abandonar el show, lo que más le gustó fue un gallo que le salió al decir "¿Qué dice Madrid?" al más puro estilo Manel Navarro.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.