Científicos y médicos elaboran un documento con medidas para atender al paciente postCovid-19

La Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) ha destacado que la clasificación de los pacientes, la protocolización del seguimiento clínico, la coordinación asistencial y el registro de información clínica son las medidas prioritarias para la atención integral a pacientes postCovid-19.

Sedisa, con el apoyo de la Fundación AstraZeneca, ha impulsado el Documento para la Atención Integral al Paciente PostCovid, en el que se determina la organización y gestión del seguimiento clínico adecuado a las necesidades que presentan quienes han superado la fase aguda de la infección.

Con el transcurso de los meses, expertos clínicos y científicos han podido generar un mayor conocimiento acerca del coronavirus, su manejo y tratamiento, así como sus secuelas. Aunque en una afectación variable, en general se han observado complicaciones tromboembólicas, respiratorias, otorrinolaringológicas, cardiacas, osteomusculares, digestivas, neurológicas y cognitivas, endocrinológicas, psiquiátricas, renales, hepáticas y dermatológicas.

El director gerente del Hospital Universitario Severo Ochoa y presidente de la Agrupación Territorial de Sedisa en Madrid, Domingo del Cacho, ha explicado que "el seguimiento de estos pacientes y las secuelas clínicas generadas por la infección suponen un gran reto, no solo desde el punto de vista clínico, sino también desde la perspectiva de la gestión sanitaria (reorganización de procesos, de recursos materiales y humanos, coordinación entre niveles asistenciales, servicios sociosanitarios, etcétera)". "Una nueva necesidad asistencial que requiere un abordaje multidisciplinar, protocolizado y equitativo en el sistema sanitario", ha añadido.

El documento, que se puede descargar en la página web de Sedisa, determina cuatro áreas clave y prioritarias: la clasificación de los pacientes para su seguimiento, la protocolización del seguimiento clínico de los pacientes postCovid, el fortalecimiento de la coordinación asistencial (coordinación entre niveles asistenciales, entre especialidades en el ámbito hospitalario y con la esfera social) y el registro de información clínica.

"Con el impulso de este documento contribuimos también a la humanización de la asistencia sanitaria gracias a protocolos que ayudan a los profesionales a reorganizar los recursos materiales, humanos y los procesos asociados de manera coordinada, garantizando así una atención de máxima calidad, eficiente y 100% orientada al paciente", ha señalado el vicepresidente de la Fundación AstraZeneca, Luis Cordero.

El texto también ha contado con la participación de la sociedad. En este sentido, la presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), Carina Escobar, ha subrayado que "el sistema se enfrenta al reto de desarrollar un modelo asistencial diferente al actual, en el que se flexibilice la asistencia sanitaria, se desarrolle la atención domiciliaria, se realice el seguimiento y monitorización necesarios y se implemente una historia clínica con indicadores, contando en todo ello con la esfera social además de la sanitaria". "Junto a la necesidad de la atención integral a pacientes postCovid, el sistema se enfrenta a la atención con calidad y eficiencia a los pacientes crónicos y a aquellos que están a la espera de diagnóstico, algo prioritario a corto, medio y largo plazo”, ha añadido.

En la elaboración del documento han participado igualmente, junto a expertos en gestión pública, gestión sanitaria y directivos de la Salud, representantes de un gran número de sociedades médico-científicas de Cardiología, Endocrinología, Oncología, Farmacia Hospitalaria, Atención Primaria, Medicina Interna, Nefrología, Neurología, Psiquiatría, Neumología y Trombosis.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.