Coalición semáforo o Jamaica: los dos posibles pactos que se avistan tras las elecciones en Alemania

Las posibles coaliciones del futuro Gobierno alemán han estado presentes en todas las conversaciones de la campaña electoral. Los alemanes han votado este domingo pensando en aupar a su candidato preferido en esa futura coalición de gobierno y el resultado ha sido que Alemania ha pedido un cambio: el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) ha ganado las elecciones con el 25,7% de los votos totales de estas elecciones legislativas, seguido de los conservadores de la CDU/CSU, que quedaron segundos con un 24,1%.

El partido liderado por Olaf Scholz ha obtenido así un 5,2% más que en las elecciones de 2017, mientras que la Unión Cristianodemócrata/Unión Socialcristiana de Armin Laschet ha perdido un 8,8% de los votos con respecto a los comicios precedentes.

Los Verdes, uno de los actores principales del futuro bloque, consiguieron un 14,8% de los sufragios, y el Partido Liberal (FDP) reunió un 11,5%. Mientras, la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) un 10,3%, según los resultados oficiales provisionales. La Izquierda alcanzó un 4,9 de los votos expresados en los comicios.

Estos resultados abren la vía a unas complejas negociaciones para la obtención de una coalición de Gobierno, que con grandes posibilidades tendrá que componerse de tres partidos. Prueba de ello es cómo lo recogen este lunes las portadas de la prensa alemana. El diario Bild titula que la Cancillería queda en suspense, mientras que otras tres cabeceras coinciden en la misma idea: Scholz y Laschet aspiran a la Cancillería.

El líder del SPD, Olaf Scholz, destacó el "gran éxito" obtenido por su partido en las elecciones federales de este domingo y apostó por "formar Gobierno", informa Europa Press. "Por supuesto que estoy contento por los resultados electorales. Muchos votantes han dejado bien claro que quieren un cambio en el gobierno y que el próximo canciller debe ser Olaf Scholz", remachó.

Mientras, el candidato de la CDU, Armin Laschet, convocó a los demás partidos a forjar una coalición "contra un gobierno de izquierda". Laschet apostó por un gobierno "liderado por la coalición" entre la CDU y su partido gemelo en Baviera, la Unión Social Cristiana (CSU).

"Un voto a la Unión es un voto contra un gobierno federal de izquierda. Por eso vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para formar un gobierno federal liderado por la Unión", ha afirmado. El candidato conservador ha planteado ya incluso el nombre de la alianza, que se denominaría "coalición futuro" y que incluiría al Partido Liberal Demócrata (FDP) y a Los Verdes.

Las opciones que se abren en ese escenario son varias y las negociaciones podrían comenzar el 26 de octubre. La preferencia de Scholz es la llamada coalición semáforo, formada por el SPD, los Verdes y el FDP. Pero también habría posibilidades para una coalición Jamaica, en la que se integraría la CDU junto a los ecologistas y a los liberales. La vía de una coalición de izquierdas (SPD, Verdes y Die Linke) sería más improbable, pero los socialdemócratas no lo verían con malos ojos si las peticiones del FDP fuesen excesivas, informa Emilio Ordiz.

Las dos opciones más probables parecen en estos momentos ser la coalición semáforo o la jamaica, y en ambas ecologistas y liberales se verían obligados a entenderse, lo cual no es a priori sencillo.

Las primeras pistas para las negociaciones ya se han mostrado y el líder del FDP, Christian Lindner, dejó claro que su opción preferida es un pacto con la CDU-CSU y con los Verdes, aunque no se cierra en banda a entrar en la coalición semáforo. De hecho, pidió a Annalena Baerbock (Los Verdes) ponerse ellos de acuerdo antes de negociar con el SPD o con la CDU. Los ecologistas, en cambio, están más cerca de esta última fórmula que de una liderada por los conservadores.

Por el momento ninguno de los dos grandes partidos se ha planteado al menos públicamente reeditar la gran coalición entre SPD y CDU/CSU que ha dominado la escena política del país en las últimas legislaturas. La alianza CDU/CSU queda lejos del 32,9 por ciento de respaldo de 2017 en las primeras elecciones sin Angela Merkel como candidata en 16 años. Además supone el peor resultado histórico de la formación.

Son tres partidos los que tienen que ponerse de acuerdo y las negociaciones no se avistan fáciles, según los analistas, que consideran "muy optimista" el plazo de antes de Navidad que se han puesto los actores para alcanzar un acuerdo que en otras elecciones ha tardado en llegar casi seis meses. Mientras tanto, será Angela Merkel la que continúe en el poder en funciones.

"Sería absurdo dar una fecha exacta, pero debemos hacer todo lo posible para asegurarnos de que estamos listos antes de Navidad, aunque un poco antes también sería bueno", ha afirmado Scholz, quien ha animado al resto de las formaciones a que "hablen entre sí de manera constructiva", recoge la agencia DPA. En esta misma línea, Laschet ha pedido también que el nuevo Gobierno de Alemania se forme "definitivamente" antes de concluir el año.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.