Comienza el juicio por la 'procesión del sagrado coño insumiso' en 2014

EFE

  • La Audiencia Provincial reabrió el caso tras el recurso presentado por la Asociación de Abogados Cristianos.

Procesión del 'Santísimo Coño Insumiso' en Sevilla

El Juzgado de la Penal número 10 de Sevilla enjuiciará este jueves a tres mujeres para las que la Fiscalía pide 3.000 euros de multa por un delito contra los sentimientos religiosos por participar en la llamada "procesión del sagrado coño insumiso", el 1 de mayo de 2014.

La "procesión del sagrado coño insumiso" fue una performance satírica en la que se parodiaba una procesión católica como crítica ante la actitud de algunos sectores religiosos frente a los movimientos en defensa de los derechos de la mujer, así como para "exigir el reconocimiento de los derechos laborales, sexuales, reproductivos y de existencia de la mujer", según la organización.

Para la acusación particular ejercida por la Asociación de Abogados Cristianos, R. B. M., A. A. T. y O. L. C. cometieron un delito de odio y otro contra los sentimientos religiosos "con alevosía y la agravante de odio ideológico", por lo que su petición es de un año de cárcel para cada una, aparte de la multa, mientras que la defensa solicita la libre absolución de las tres.

La Fiscalía recuerda en su escrito que las tres mujeres, que carecen de antecedentes penales, participaron en el 'Aquelarre feminista' en compañía de más personas no identificadas, portando en andas una gran vagina de látex por las calles del centro de Sevilla.

Las organizadoras llamaron al evento 'Procesión de la Anarcofradía del Santísimo Coño Insumiso y el Santo Entierro de los Derechos Sociolaborales', y, en opinión del Ministerio Público, pretendían "hacer mofa de los símbolos y dogmas para quienes profesan la religión católica".

La estructura iba acompañada de todos los ornamentos que suelen distinguir a las imágenes de la Virgen María en los pasos que procesionan en Semana Santa, explica la Fiscalía, que pone como ejemplos que la "gran vagina" iba adornada con un manto y que las portadoras iban con capirotes similares a los de los nazarenos, así como mantillas y peinetas en señal de luto por la muerte de Jesucristo.

La acusación, por su parte, argumenta que las manifestantes "trataban de atacar las verdades inmutables que constituyen la base de la fe católica y burlarse de los referentes que dicho colectivo (los católicos) considera sagrados".

Por ejemplo, dicen, gritando expresiones como "la Virgen María también abortaría" o "vamos a quemar la Conferencia Episcopal" y, además, cambiando el texto de algunas oraciones "con el fin de ridiculizar los dogmas de la fe católica".

Una de las oraciones que parodiaron fue el credo católico, con frases como "creo en mi coño todopoderoso" o "creo en mi orgasmo, mi única norma, nuestro placer, que fue concebido por obra y gracia de mis pulsiones sexuales, nació de mi decisión libre, padeció bajo el poder del terrorismo machista y fue condenado, quemado e invisibilizado".

También enunciaron una versión satírica del Ave María diciendo "Dios te salve, vagina, llena eres de gracia, el coño es contigo, bendita tú eres entre todas nuestras partes y bendito es el fruto de tu sexo, el clítoris".

El Juzgado de Instrucción número 10 archivó el caso en junio de 2016, pero la Audiencia Provincial de Sevilla lo reabrió tras un recurso presentado por la A. A. C.

Antes del juicio, previsto para las 12:00 de este jueves, la asamblea de apoyo a las acusadas ha convocado una concentración en los juzgados para defender que la procesión se desarrolló en un ambiente festivo, sin altercados, y como una "expresión artística a través de la cual se exigía el reconocimiento y la mejora de los derechos laborales, sexuales, reproductivos y de existencia de las mujeres".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.