¿Cómo actuar en caso de una intoxicación por alimentos?

Dolor abdominal intenso, diarrea o náuseas son algunos síntomas que nos pueden alertar de una intoxicación por alimentos. Esto ocurre cuando se ha roto la cadena de frío, consumimos un producto que no está en buen estado o no hemos prestado atención a la higiene al manipular los alimentos.

No atender a esto puede causar salmonelosis, listeriosis o intoxicaciones por escherichia coli, entre otras, como indica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). En cuanto aparecen los síntomas, que puede ser en el mismo día o en los siguientes, ¿cómo deberíamos actuar?

Ante la sospecha de estar sufriendo una intoxicación alimentaria siempre debemos acudir al médico. Así lo comunica la Salud Madrid, ya que es la única forma de valorar el tipo de tratamiento que tenemos que seguir según la gravedad de la intoxicación (leve o grave).

En el caso de que los síntomas sean leves y la cita para el médico de atención primaria sea para el día siguiente conviene beber mucha agua para prevenir la deshidratación debido a los vómitos y la diarrea. Asimismo, debemos evitar por completo los alimentos que sean irritantes (café, alcohol, comidas picantes...).

Además, también es aconsejable que sigamos una dieta blanda. Por ejemplo, cocinar patatas cocidas o al vapor, consumir pollo o pescado cocido, arroz blanco, tomar sopas y caldos. Si tomamos lácteos, es mejor que estos sean sin lactosa, como el queso fresco.

¿Qué sucede si los síntomas son más graves? Si los vómitos o la diarrea no los logramos controlar, la fiebre supera los 38ºC, aparece la visión borrosa o los mareos debido a una clara deshidratación; entonces, debemos ir por urgencias.

Ante una intoxicación alimentaria que se haya producido en casa, los alimentos de los que sospechemos no los debemos tirar. ¿Cuál es la razón? Que el médico de cabecera los puede pedir para analizarlos, sobre todo, cuando existen dudas.

Por esta razón, aunque sospechemos de que un alimento que hayamos comido está en mal estado, en la medida de lo posible, debemos intentar conservarlo. Así, el médico podrá hacer una valoración exacta del tipo de bacteria que ha podido causar nuestra intoxicación alimentaria.

Tras la confirmación de que hemos sufrido una intoxicación alimentaria, conviene pedirle al médico un informe, como aconseja Actora Consumo. Si la intoxicación se ha producido tras comer en un restaurante o tomar un alimento que hemos adquirido en algún lugar, lo recomendable es que lo notifiquemos.

Para ello, debemos dirigirnos a la Oficina Municipal de Información al Consumidor y realizar la reclamación ante Sanidad y Consumo. Presentaremos el informe y el ticket del establecimiento o restaurante.

¿Por qué debemos hacer esto? Para alertar sobre posibles malas prácticas que se están pasando por alto y evitar que otros consumidores sufran, al igual que nosotros, una intoxicación alimentaria.

En casa es mucho más fácil prevenir una intoxicación alimentaria si tenemos en cuenta los siguientes consejos que recomienda la OCU. Estos son algunos que deberíamos tener siempre presentes:

Finalmente, si tenemos cualquier duda sobre un alimento en concreto, porque no sabemos su fecha de caducidad o si ese olor y color que tiene es normal, siempre es mejor desecharlo antes que consumirlo. De esta forma, prevendremos una posible intoxicación alimentaria.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.