Condenan a 32 años de cárcel a un sacerdote por emborrachar y violar a un niño

El sacerdote Flavio Ibarra Pedroza ha sido condenado en Aguascalientes (México) a 32 años y nueve meses de prisión por violar, atentar al pudor y corromper a un niño, del que era su guía espiritual. Los abusos sexuales comenzaron en enero de 2013 y se prolongaron hasta julio de 2017.

El primer abuso se produjo el 8 de enero de 2013, cuando Ibarra Pedroza llevó al menor al cine y lo sometió a tocamientos, según ha informado la Fiscalía General del Estado de Aguascalientes y ha recogido el medio SDPnoticias.com.

Además de los abusos, desde enero de 2012 hasta septiembre de 2017, el sacerdote obligó al niño a ingerir bebidas alcohólicas tanto en su casa como en lugares públicos.

Tras analizar las pruebas, el Ministerio Público y el juez de Control y Juicio Oral Penal han condenador al religioso a cuatro años y seis meses de prisión por el delito de atentados al pudor, 20 años y tres meses por el de violación y ocho años por corrupción de menores. Además, Ibarra Pedraza deberá correr con los gastos del tratamiento psicológico que precise la víctima.

La Diócesis de Aguascalientes ha reiterado su compromiso de tolerancia cero en casos de abuso sexual, según el periódico Milenio.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.