¿En qué consiste la reforma que propone Macron para las pensiones y por qué la rechazan los sindicatos franceses?

La reforma de las pensiones era una de las propuestas más destacadas en el programa electoral de Emmanuel Macron y, aunque todavía no se conoce con exactitud, las partes principales de esta nueva norma ya han conseguido paralizar Francia debido a la huelga general.El núcleo que fundamenta esta reforma consiste en la sustitución de los 42 regímenes de jubilación que existen ahora por un sistema basado en puntos en el que cada euro cotizado daría los mismos derechos en el momento de la jubilación. De este modo, habrá un sistema universal para todos y las mismas normas de jubilación regirán tanto para los trabajadores privados, funcionarios de las instituciones públicas, autónomos y será igual para todos los sectores profesionales.El mensaje de solidaridad e igualdad lanzado por el ejecutivo francés al homogeneizar las pensiones no ha calado en la población francesa, ya que las características propias que tiene cada profesión y las situaciones laborales de cada personas, no van a ser respetadas a la hora de calcular las pensiones.La principal consecuencia que tiene este sistema es la desaparición de los regímenes especiales que tienen algunos sectores y que son beneficiosos para ellos a la hora de calcular sus pensiones, por lo que este es el principal motivo que ha paralizado Francia. Sin embargo, la gente que ha salido a la calle, no solo protesta por la reforma que quiere hacer Macron, sino que muchos trabajadores lo han hecho también por su situación laboral actual. Por ejemplo, han pedido la equiparación salarial entre trabajadores de un mismo sector. También que se respete la edad de jubilación o, simplemente, una mejora general que garantice trabajos y pensiones de calidad para las generaciones futuras. El llamamiento a las calles ha sido lanzado por los sindicatos CGT (Confederación General del Trabajo), FO (Fuerza Obrera), FSU (Federación Sindical Unitaria), Solidaires y UNEF (Unión Nacional de Estudiantes de Francia).Todos estos sindicatos se unieron en una protesta conjunta al considerar que la reforma de pensiones propuesta por Macron será un paso atrás en los derechos de los trabajadores.La huelga, que comenzaba la tarde de el pasado miércoles, ha tenido un seguimiento muy importante por parte del transporte público, uno de los sectores más afectados por la reforma, en particular el servicio de ferrocarriles y el transporte metropolitano de París. Sin embargo, a la huelga no solo se han sumado aquellos trabajadores más afectados por la pérdida de sus beneficios en cuanto al cobro de pensiones, sino trabajadores de múltiples sectores, aunque la mayoría desconoce en qué medida y de qué forma les afectará esta reforma.Gran importancia en la huelga han tenido profesores y estudiantes, lo que ha obligado también a cerrar muchos colegios en la capital. Los profesores, cuya edad de jubilación es a los 55 años, protestan porque muchos de ellos siguen impartiendo clase incluso a los 60 años. En el sector aéreo también se ha sumado a la huelga con la suspensión de varios vuelos nacionales e internacionales debido a la huelga de gran parte de los controladores aéreos. Como todavía no se conoce con exactitud el funcionamiento en el cálculo futuro de las pensiones, es difícil saber quiénes serán los más desfavorecidos o los más favorecidos por esta medida. Por un lado, ya se puede entrever que, considerando la pérdida de regímenes especiales, los funcionarios activos y los trabajadores del sector de ferrocarril serán los más perjudicados.Actualmente, la pensión de algunos sectores se calcula en base al último semestre de trabajo, algo beneficioso, ya que en la mayoría de trabajos el sueldo va aumentando por antigüedad. La reforma de Macron quiere que la pensión se calcule teniendo en cuenta toda la vida laboral del trabajador, lo que perjudicará a estos sectores.Sin embargo, para las personas con contratos temporales, esta medida que tiene en cuenta toda la carrera profesional, beneficiará a esta parte de la población. También en relación a los contratos más precarios, la subida de pensión mínima a 1.000 euros que pretende esta reforma, sería beneficiosa para las personas que lleguen solo a la base de cotización mínima.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.