El coronavirus entró en España por Vitoria en febrero y se expandió desde Madrid a lo largo del mes de marzo

Un viajero de origen desconocido aterrizó en España a comienzos de febrero, concretamente a la capital del País Vasco, Vitoria. Quizás no tenía ningún síntoma, o se consideraba víctima de un simple catarro, pero su organismo portaba al SARS-CoV-2.

Fue en Vitoria donde se produjo el primer contagio local de la Covid-19, la enfermedad que aún se veía como un problema asiático, pero que acababa de iniciar en España una pandemia que ha costado decenas de miles de vidas desde entonces.

La reconstrucción de los hechos ha sido posible gracias a un estudio elaborado por expertos en genómica del laboratorio Idis, de la Universidad de Santiago de Compostela (USC).

“En el estudio presentado, se realiza una investigación al más puro estilo policial a partir de la recolección de información de diferentes fuentes, básicamente evolutivas, geoespaciales y cronológicas (filogeografía)”, explica el doctor Antonio Salas, coautor del artículo publicado en la revista Zoological Research.

El coronavirus no ha dejado de mutar desde entonces. La primera versión del patógeno que aterrizó en Vitoria no sobrevivió durante demasiado tiempo, pero creó una nueva versión B3a, originada ya en España, y que se ha convertido en uno de los seis linajes que se extendieron de forma más exitosa por el país.

No fue el B3a el linaje que logró una mayor prevalencia en la fase inicial de la pandemia en España, sino el A2a5 y A2a5C, que llegó a Madrid a comienzos de Marzo procedente de Italia, para convertirse en el principal foco de la enfermedad en Europa, con su pico máximo a comienzos de abril.

Ya se había especulado con que la capital española podría haber sido el epicentro desde el que se extendió la Covid-19 al resto del país y, si bien ahora sabemos que no fue el único punto de expansión, el estudio certifica que fue el principal irradiador.

Los investigadores de la Universidad de Santiago destacan, a través del análisis evolutivo de estos linajes revela, que detrás de estas expansiones de virus era necesaria la mediación de los conocidos como supercontagiadores o supercontactores.

“Creemos que el papel de los supercontactores y no las variaciones ventajosas en el genoma del virus, fueron mucho más importantes para comprender y explicar la epidemiología del SARS-Cov-2", Declara el doctor Federico Martinón, el otro autor del artículo.

El presente estudio es una continuación del proyecto pionero anterior del mismo grupo de investigación donde los autores descubrieron la importancia de los supercontactores como uno de los principales impulsores de la pandemia del SARS-CoV-2.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.