El coronavirus en los niños: "Son grandes transmisores porque tienen una carga viral más elevada que el resto"

El Gobierno de España se ha resistido en los últimos días, siguiendo los consejos de los técnicos de Sanidad, a cerrar los centros educativos. Finalmente, la iniciativa fue tomada en algunas comunidades. Los primeros que adoptaron está medida fueron las autoridades sanitarias vascas. El departamento de Educación de Euskadi anunció este lunes el cierre de todas las escuelas y universidades durante 15 días en Vitoria. Una decisión a la que se ha sumado la Comunidad de Madrid a última hora de la tarde del lunes.

El departamento vasco alegó que los niños son "grandes transmisores del coronavirus" tras darse tres casos en esta zona. La duda es: ¿por qué se considera a los niños como grandes transmisores?. Estas son las claves que explica a 20minutos la portavoz de la Asociación Española de Pediatría (AEP) en materia de coronavirus, la doctora Milagros García Hortelano.

La doctora García Hortelano ha señalado que los niños, en general, tanto en los virus de la gripe como el coronavirus "tienen una carga viral más grande que el resto de la población" por eso las autoridades sanitarias hablan de "grandes transmisores".

Además, e Igual que con la gripe, los más pequeños diseminan mucho las enfermedades porque no toman precauciones y son difíciles de controlar.

"Tosen sin ninguna precaución, se lavan poco las manos, estornudan con la boca abierta, se meten las manos dentro de la boca, etc.", señala la médica. Son comportamientos que suelen tener todos los niños, sobre todo los más pequeños (4-5 años).

García subraya que ahora mismo ni los niños ni los adultos tienen defensas para el nuevo coronavirus y esto provoca que este virus se transmita rápidamente. Por eso, dice la médica, insisten tanto en que hay que vacunar a los niños ya que son los primeros que pasan la enfermedad y la transmiten muchísimo.

"Ellos no tienen ninguna defensa contra el Covid-19 o contra la gripe porque son niños pequeños y todavía no han pasado la enfermedad. Y al no tener ninguna defensa son muy susceptibles", detalla. Así, los niños se convierten en el vehículo perfecto para transmitirla.

Lo primero que hay tener en cuenta, explica García, es que los niños con coronavirus tienen síntomas muy leves. "Que pueden ser un cuadro catarral y unas simples décimas de fiebre, un poco de tos o ni siquiera, un poco de fiebre o ni siquiera e, Incluso, pueden ser asintomáticos y transmitir el virus", alerta la García.

El 80% de los niños presentan síntomas leves y por ello, debemos evitar que se lo transmitan a personas que tengan algún factor de riesgo. "Cuidemos a las personas que tienen las defensas bajas como la gente mayor".

Por ello, pide la calma porque los niños no van a padecer una enfermedad muy grave e insiste en que evitar que de alguna manera diseminen la enfermedad es nuestra prioridad.

"Insistimos en las medidas de higiene", resaltan desde la AEP. Las medidas que recomiendan a los padres son las generales: lavarse las manos, a ser posible tres o cuatro veces al día mucho mejor, que no tosan encima de todo el mundo, evitar tocarse la nariz y los ojos.

"Es algo que difícil por eso hay que hacerlo con prudencia, paciencia y evitando que lo expandan. Por eso recomendamos que si tienen síntomas que se queden en casa porque es la única manera de evitarlo", aconseja. También añade que hay que intentar mantener los dos metros de distancia entre las personas que puedan transmitir el virus.

Sobre el cierre los colegios, dice que lo que tenemos que hacer todos es "seguir las medidas que dice de Salud Pública y reclama prudencia y no alarmar a la población. "Entiendo las medidas que se han tomado y las han tomado porque no hay más remedio. Estamos preparados en los hospitales a que nos lleguen los niños. Tenemos a salud pública que lo está coordinando todo y todos los pediatras de atención primaria están preparados", tranquiliza.

Este colectivo es mucho más sensible que el resto de niños. La Asociación Española de Pediatría Española está elaborando un documento, que pronto publicará en su página web, donde quedarán recogidas todas las opciones para que un padre con un hijo con enfermedad crónica sepa cómo actuar. Sin embargo, avanzan que hay que ponerse en contacto inmediatamente con su pediatra para que le recomiende lo que tiene que hacer en cada caso.

"A lo mejor es necesario que se quede en casa ya, etc. Esto en cuanto a los niños con enfermedades crónicas, que es entre un 5 y 10% de los niños y que pueden padecer de forma más grave el coronavirus", recuerda.

La letalidad por coronavirus en los niños es muy baja y los niños que tienen enfermedades graves, según los datos que llegan desde China, es del 0,8%. Es un cifra mucho más baja que la de los adultos con cuadros graves.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Frenando Simón, ha insistido en que a los niños, "por lo que sabemos por los miles casos de China, les afecta menos y que, en general, tienen una evolución clínica mucho más benigna, con una mortalidad realmente baja".

"Sabemos, por la experiencia de muchos miles de casos en China, que los niños se infectan menos y, en general tienen una evolución clínica mucho más benigna y su letalidad es realmente baja", añadía. Según los datos en menores de nueve años no hay ningún fallecimiento, y entre los nueve y los 20 años la letalidad era del 0,2 por ciento".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.