Cronología de los 21 meses que Juan Carlos I pasó fuera de España: una carta de adiós, una investigación judicial y un reencuentro

Este verano se cumplen dos vueltas al sol desde que el rey Juan Carlos I hizo sus maletas y abandonó España, rumbo a Abu Dabi. Desde el 3 de agosto de 2020, el emérito reside en la capital de los Emiratos Árabes Unidos, a más de 7.000 kilómetros de su familia. Tras 21 meses sin pisar suelo español, el ex jefe del Estado regresará este jueves al país que reinó durante casi 40 años (de 1975 a 2014). La expectación es máxima. Atrás deja un alud de polémicas y escándalos judiciales que en algunos casos todavía hoy siguen latentes.

03/08/20 Adiós España; hola Abu Dabi

"Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme en estos momentos fuera de España". Con estas palabras, Juan Carlos de Borbón anunciaba en agosto de 2020 a su hijo, el rey Felipe VI, su firme intención de abandonar el país. Sin fechas ni lugar de destino, trascendían las primeras informaciones sobre la marcha del emérito al extranjero. Días más tarde, la Casa Real notificaría oficialmente que se encontraba en Abu Dabi, hospedado por el príncipe heredero, Mohamed Bin Zayed.

Corrían malos tiempos para la Monarquía española. Hacía tan solo unos meses que la Fiscalía del Tribunal Supremo había asumido la investigación por el supuesto cobro de comisiones ilegales en la concesión a empresas españolas de las obras del AVE a la Meca. Y a esta le acompañaban otros posibles delitos derivados como fraude a la Hacienda Pública o blanqueo de capitales que apuntaban directamente al emérito.

Poco antes, desde Zarzuela, en una decisión histórica para la Corona, el rey Felipe VI acababa de romper todo vínculo institucional con su padre: se desvinculaba de los fondos abiertos, anunciaba que renunciaría a la herencia de su predecesor, y le retiraba al rey Juan Carlos la asignación salarial que cobrara de las arcas públicas hasta la fecha. 194.232 euros, según los datos de 2018.

Noviembre de 2020, vuelve la sombra de la justicia

Nuevas diligencias sobre el emérito. Mientras Juan Carlos I rehacía su vida en el golfo pérsico, la Fiscalía Anticorrupción informaba de dos nuevas investigaciones sobre su persona en la península. Una de ellas relativa a gastos de varias tarjetas de crédito que usaban el propio emérito y algunos familiares. Otra, sobre un posible fondo en el paraíso fiscal de Jersey (isla dependiente de la Corona Británica).

Diciembre 2020, primera regularización con Hacienda

Finaliza un 'annus horribilis' para la Monarquía. Primero, la crisis del Covid-19 ; después, la histórica marcha de España del rey Juan Carlos I. Y el emérito no vuelve a casa por Navidad. La decisión se escuda en el pretexto sanitario del coronavirus: el padre de Felipe VI tenía 82 años y como parte del grupo con mayor riesgo de padecer complicaciones en caso de contraer la enfermedad, era mejor no poner en peligro su salud.

A su hijo le tocaba asumir su séptimo y más difícil discurso de Nochebuena. Así, sin mencionar expresamente su nombre y dedicando apenas unos segundos a la situación de su padre, el rey espetó: "Los principios morales y éticos nos obligan a todos sin excepciones; y están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personas o familiares".

Por entonces, en diciembre de 2020 y ante una hipotética causa judicial, el rey Juan Carlos presentó ante las autoridades tributarias una declaración "sin requerimiento previo" para saldar una deuda con Hacienda. Un importe total de 678.393,72 euros que ayudaría a regularizar su situación con el fisco. Punto y seguido.

Febrero de 2021, segunda puesta al día con el fisco

Apenas dos meses después, Juan Carlos de Borbón volvía a adelantarse a la acción penal con una nueva regularización. Esta vez pagó más de cuatro millones de euros por supuestos pagos en especie procedentes de ocho millones en vuelos privados sufragados por la fundación Zagatka (creada por su primo lejano Álvaro de Orleans).

Marzo 2021, la visita de sus hijas se torna en polémica

El viaje a Emiratos de sus hijas, las infantas Elena y Cristina, pasó de visita familiar a polémica, cuando ElConfidencial destapó que ambas habían aprovechado su estancia para vacunarse contra el coronavirus. En España, por aquel tiempo, únicamente se administraba la dosis de protección a mayores de 80 años y usuarios de residencias, así como menores de 55 años que trabajaran en la educación, fuerzas de seguridad y tareas sanitarias expuestas a la pandemia.

Julio de 2021, demanda por "acoso" de Corinna Larsen

El calvario judicial continúa. Esta vez, era su examante, la empresaria alemana Corinna Larsen, quien acusaba a Juan Carlos I y al exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán de "vigilancia ilegal encubierta" y hostigamiento "desde 2012 hasta la actualidad". En la demanda civil presentada en Reino Unido, Larsen exige una indemnización por los supuestos daños ocasionados y pide una orden judicial para que no puedan acercarse a menos de 150 metros de sus residencias. La demanda sigue aún abierta, a la espera de que se pronuncien los tribunales británicos.

Diciembre 2021, Juan Carlos I reaparece en público

Cuando sonaban los primeros tambores de su regreso a España, el rey Juan Carlos reaparecía públicamente en Abu Dabi presenciando en directo un partido del tenista Rafael Nadal. La foto daba la vuelta España.

Marzo de 2022, la Fiscalía archiva las tres investigaciones

Su horizonte judicial se despeja: la inviolabilidad que le otorgaba la Constitución cuando era jefe del Estado y las dos regularizaciones presentadas a Hacienda daban sus frutos. Más de tres años de pesquisas después, la Fiscalía del Tribunal Supremo archivaría de golpe las tres investigaciones que tenía abiertas contra él. Aunque en opinión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el rey emérito todavía debía dar "una explicación" a los españoles por sus "decepcionantes" conductas.

Ni cinco días más tarde, el rey Juan Carlos comunicaba a su hijo Felipe VI que estimaba "oportuno considerar" su regreso a España. Dicho y hecho. Casi dos años después, el emérito está de vuelta. No será mucho tiempo: tal y como él mismo dijo al monarca, vendrá de forma "frecuente", pero seguirá residiendo de forma "permanente y estable" en Abu Dabi.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.