¿Cuánto cuesta de media una boda en España? Los mejores trucos para dar el 'sí quiero' sin gastar una fortuna

Sol, flores, calor... Llega el buen tiempo y las parejas ven el momento perfecto para sellar su amor. Los meses de junio y julio son los favoritos de los enamorados para celebrar sus matrimonios, según el Libro Imprescindible de las Bodas, publicado por Bodas.net. En estas celebraciones, la emoción ocupa un gran lugar pero, la preocupación por el dinero también toma especial protagonismo, sobre todo en los momentos previos.

Una vez se ha tomado la decisión de casarse, llega la parte más difícil: organizar el evento y enfrentarse a los gastos, y la inflación no ayuda. En 2023, el precio medio de una boda en España subió un 6% . "En mi caso como wedding planner he aumentado el coste porque hay mucha demanda y poca disponibilidad. Es decir, no es lo mismo tener 10 bodas a tener mas de 30 bodas", cuenta a 20minutos Verónica Almodóvar, wedding planner de Eventos Multiverso.

Determinar el precio de una boda no es fácil, pues puede variar dependiendo de las características de esta, así como el momento del año en el que se celebre y la Comunidad Autónoma donde se haga. Normalmente, el precio de una boda promedio se sitúa entre 12.000 y 45.000 euros, según un análisis realizado por la página de presupuestos Cronoshare.

Asturias encabeza la lista de lugares más caros donde casarse con un coste medio por invitado de 267 euros. Murcia, por su parte, sería la comunidad más barata con un coste de 134 euros. Entre medias se encuentran el País Vasco y Galicia (224 euros), Madrid y Cataluña (207 euros), La Rioja (196 euros), Castilla y León (194 euros), Cantabria (193 euros) y a Aragón (177 euros).

"En lo que mas gastan las parejas es en el menú y en la barra libre, contando que cada menú cuesta alrededor de 120€/invitado mas 50€/invitado cada hora de barra libre. Por ejemplo, en una boda de 150 invitados el menu sale aproximadamente a 18.000€ + lo que se contrate de barra libre teniendo en cuenta que seria 7.500€ la hora de barra libre", explica Almodóvar.

No obstante dependiendo de cómo quieras celebrar el enlace, los gastos pueden variar. Si deseas casarte por el juzgado no tendrás que pagar nada porque es un servicio público, no obstante, si es por la iglesia o mediante una notaría podrías tener que abonar un importe de entre 70 y 400 euros.

Por su parte, el vestido de la novia y el taje del novio pueden estar entre 600 y 1.800 euros y el maquillaje y la peluquería entre 120 y 300 euros. Además, los complementos que pueden ir de los 400 euros a los 800 y las alianzas de boda rondan los 350. Otros aspectos como la tarta nupcial (150 euros), el ramo de flores (100-300 euros), los regalos para los invitados (6 euros por persona) o la fiesta de después (700 euros), pueden hacer que crezca el presupuesto.

Además, aunque la mayoría de las parejas comienzan a organizar el evento con una idea aproximada de cuanto quieren gastar, terminan cediendo e invirtiendo más dinero en su día especial. "Siempre se terminan gastando más de lo que piensan. Ellos tienen una idea, pero cuando se ponen a echar cuentas se pasan alrededor de 5.000 euros más o menos", revela la wedding planner.

Consejos para ahorrar en tu boda

A pesar de que en ocasiones una boda puede ser un gran desembolso de dinero, es posible ahorrar mientras la planificas. Para ello, los expertos recomiendan marcar un objetivo realista. Debes saber cuánto dinero estas dispuesto a gastar y tener en cuenta que, aunque en la mayoría de las ocasiones los regalos cubren el dinero que se invierte en la celebración, puede haber una parte que tengas que pagar tú.

En segundo lugar, es recomendable abrir una cuenta bancaría específica donde acumular el dinero que invertirás en la boda. Esto te ayudará a ser más consciente de cuánto gastas y podrás poner los límites que consideres. De igual forma sería interesante ingresar en esa cuenta una cantidad fija cada mes y hacer una revisión del presupuesto cada cierto tiempo.

Si quieres ahorrar también será importante que recortes gastos grandes. Quizás tengas que sacrificar las vacaciones de ese año o empezar a usar más el transporte público en vez de el coche, aunque tampoco debes obsesionarte. En ocasiones, las personas recortan en seguros o reduce coberturas, debes tener cuidado de no cancelar aquello que puedas necesitar y que, a largo plazo, no tenerlo suponga hacer un gasto mayor.

Por último lo más importante es compartir el proceso y los objetivos de manera conjunta. Si uno de los miembros de la pareja no se toma en serio el ahorro, se corre el riesgo de que no se logre obtener el dinero necesario, e incluso pueden llegar a generarse problemas en la pareja.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.