Delgado: “No he tenido relación profesional con Villarejo. Tampoco es mi amigo”

CLARA PINAR

  • La ministra vincula al comisario con responsables políticos del PP.
  • Insiste en ser víctima de un chantaje de la "derecha, la extrema derecha y la extrema extrema derecha" contra Sánchez.

Dolores Delgado asegura que se siente "víctima"

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha negado este miércoles haber tenido relación profesional alguna con el comisario retirado José Manuel Villarejo, del que ha dicho que "tampoco es mi amigo" durante su comparecencia en el Congreso para explicar los audios sobre sus conversaciones con él. En su primera intervención, ha acusado directamente al PP de haber trabajado con Villarejo y ha afirmado ser "víctima por partida doble" de lo que ha asegurado es una "extorsión" al Estado "para obtener un trato de favor y salir de la cárcel".

"Señorías, no he mentido. No he tenido relación profesional alguna con el señor Villarejo y tampoco es mi amigo", ha dicho Delgado en el Congreso, donde se ha negado a comentar "el contenido de las grabaciones", que, según ha explicado, se tomaron en una comida a la que acudió "con los máximos responsables policiales de la lucha antiterrorista con los que sí trabajaba cotidianamente, invitada por un compañero de la Audiencia Nacional".

Delgado ha reivindicado su carrera como fiscal, sus investigaciones contra ETA, el terrorismo yihadista o contra el narcotráfico internacional y ha asegurado que todo lo que ha conseguido "ha sido por mí misma, con mucho esfuerzo, trabajo y sin tener a ningún hombre detrás".

Si citar en ningún momento al exjuez Baltasar Garzón, que también participó en 2009 en la comida con Villarejo de la que salieron las grabaciones y a quien ha aludido estos días la oposición, Delgado ha lamentado que "he tenido que soportar que se afirme que soy la marioneta de alguien".

Delgado ha reiterado que va a continuar como ministra de Justicia -"no me van a amedrentar"- en unas explicaciones en las que primero ha puesto el acento en la poca credibilidad que, a su juicio, hay que dar a Villarejo, "un presunto delincuente" y "una persona que está siendo investigada por 14 delitos", entre ellos cohecho, organización criminal o blanqueo de capitales.

El motivo por el que este miércoles ha tenido que comparecer ante el Congreso tiene que ver, ha señalado, con la difusión de unos audios "obtenidos de manera ilegal", "hace ya nueve años" y que la Audiencia está investigando, ha dicho.

Después, ha recordado la importancia que los responsables políticos y policiales del PP dieron a Villarejo y a sus trabajos en las "cloacas del Estado". En varias ocasiones, ha aseverado que los audios en los que aparece ella son un intento de "chantaje" por parte de la "derecha, la extrema derecha y la extrema extrema derecha" contra el Gobierno de Pedro Sánchez.

"Tengo muy claros los objetivos y las tareas a las que me debo como ministra de Justicia en el Gobierno decente que preside Pedro Sánchez", ha afirmado Delgado, que ha vuelto a descartar su dimisión al asegurar que "no voy a desviarme ni un milímetro de lo que a a ser mi gestión al frente del Ministerio".

Villarejo y el PP

En su intervención, Delgado se ha detenido especialmente a detallar los lazos entre Villarejo y responsables políticos del PP.

Así, ha recordado que Villarejo "actuó" bajo la dirección del ministro del Interior de este partido Jorge Fernández Díaz, "quien llegó a destactar sus 'relevantes servicios". Según la ministra, fue el exministro de Interior quien permitió a Villarejo compatibilizar su actividad de investigador privado con la de gestor de empresas. Según la investigación contra el comisario, habría utilizado este entramado para urdir sus presuntos chantajes.

Delgado también ha nombrado al exdirector de la Policía y hoy portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, al apuntar que fue él su "último responsable directo".

Marcar la agenda

De manera más general, ha planteado a los distintos grupos la "contradicción" en la que incurren al haberla llamado para dar explicaciones por Villarejo. "Por un lado, se permiten decirnos que hay que apartarse de las cloacas. Pero, de otra parte, permiten al mismo tiempo que las cloacas nos marquen la agenda política".

Delgado se considera "víctima por partida doble" de Villarejo, "como ministra del Gobierno" y por la "utilización de este chantaje por la derecha, la extrema derecha y la extrema extrema derecha". Asimismo, ha advertido de que "puede haber muchas víctimas más", porque Villarejo almacenó 20 terabytes de información, que "equivaldría a más de tres meses de emisión interrumpida de cualquier cadena de radio durante las 24 horas del día".

Delgado ha comparecido este miércoles ante la comisión de Justicia del Congreso, un día después de que el Pleno aprobara este martes una moción del PP que pedía su "cese inmediato" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por sus relaciones con Villarejo. El 26 de septiembre, los populares hicieron valer su mayoría absoluta en el Senado para reprobar allí a la ministra.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.