Descubren rastro de un cambio abrupto del río Ganges debido a un gran terremoto

Un estudio reciente publicado en Nature Communications ha arrojado luz sobre un evento sísmico de hace 2.500 años que alteró drásticamente el curso del río Ganges, provocando un cambio abrupto en lo que ahora conocemos como Bangladesh. Esta revelación no solo resalta la vulnerabilidad de esta región superpoblada ante desastres naturales, sino que también cambia nuestra comprensión de la historia geológica del delta del Ganges.

El terremoto, que no había sido documentado hasta ahora, ha sido objeto de un análisis exhaustivo por parte de un equipo de científicos, incluyendo a Michael Steckler, geofísico del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty, parte de la Columbia Climate School. "No creo que hayamos visto nunca un cambio tan grande en ningún lugar", afirmó Steckler. "Podría haber inundado fácilmente a cualquier persona y cualquier cosa en el lugar equivocado en el momento equivocado".

El Ganges: un sistema fluvial de dimensiones épicas

El río Ganges se origina en el Himalaya y recorre unos 2.600 kilómetros, fusionándose con otros ríos como el Brahmaputra y el Meghna para formar un vasto laberinto de vías fluviales. Este complejo sistema desemboca en la bahía de Bengala, abarcando parte de la India y Bangladesh. Junto con sus afluentes, el Ganges forma el segundo sistema fluvial más grande del mundo en términos de caudal, después del Amazonas.

Al igual que otros grandes ríos que atraviesan deltas, el Ganges sufre cambios periódicos en su curso sin necesidad de terremotos. Se forman acumulaciones de sedimentos que elevan el lecho del río, eventual creando nuevos caminos para el agua. No obstante, estos cambios suelen ocurrir de forma gradual, a lo largo de años o décadas. Estos fenómenos de avulsión habitual no se comparan con una avulsión provocada por un terremoto, que podría ser instantánea.

Descubrimientos en el campo

Usando imágenes satelitales, el equipo de investigación identificó lo que probablemente era el antiguo canal principal del Ganges, unos 100 kilómetros al sur de Dacca, la capital de Bangladesh. Esta área, que mide unos 1,5 kilómetros de ancho y se extiende de manera discontinua a lo largo de 100 kilómetros, está ahora llena de lodo y se utiliza principalmente para el cultivo de arroz. En 2018, mientras exploraban la zona, los investigadores encontraron un estanque recién excavado, lo que les permitió descubrir capas claras de arena verticales atravesando lodo horizontal, evidencia de antiguos terremotos.

Estos sismitas, como se les conoce, son formaciones naturales causadas por la presión de las capas de arena enterradas que se inyectan hacia arriba durante un temblor. Estas estructuras, de entre 30 y 40 centímetros de ancho, se extendían por 3-4 metros de lodo y todas parecían haber sido creadas al mismo tiempo, hace unos 2.500 años, según análisis químicos.

Vulnerabilidad y riesgo sísmico actual

El estudio sugiere que el terremoto que causó este cambio abrupto en el Ganges tuvo una magnitud estimada de 7 u 8. Este sismo podría haber tenido su origen en una zona de subducción al sur y al este, donde una enorme placa de corteza oceánica se está hundiendo bajo Bangladesh, Myanmar y el noreste de la India. También podría haberse originado en las fallas gigantes al pie del Himalaya, al norte.

Un estudio anterior liderado por Steckler en 2016 indica que estas zonas siguen acumulando estrés y podrían desencadenar terremotos de magnitud similar. El último de estos eventos ocurrió en 1762, causando un tsunami que viajó hasta Dacca. Otro posible terremoto severo ocurrió alrededor de 1140 d.C. La recurrencia moderna de un terremoto de esta magnitud podría afectar a 140 millones de personas, advirtiendo del alto riesgo sísmico en la región.

"Los grandes terremotos impactan grandes áreas y pueden tener efectos económicos, sociales y políticos duraderos", comentó Syed Humayun Akhter, vicerrector de la Universidad Abierta de Bangladesh y coautor del estudio.

Comparaciones globales: otros ríos en riesgo

El Ganges no es el único río que enfrenta tales peligros. Los deltas tectónicamente activos alrededor del mundo presentan riesgos similares. Ejemplos notables incluyen el río Amarillo de China, el Irrawaddy en Myanmar, los ríos Klamath, San Joaquín y Santa Clara en Estados Unidos, y el Jordán, que se extiende a lo largo de las fronteras de Siria, Jordania, Cisjordania palestina e Israel. Cada uno de estos sistemas fluviales enfrenta la amenaza de cambios abruptos y devastadores debido a la actividad sísmica.

Este estudio en Nature Communications no solo ofrece una visión detallada de un evento sísmico olvidado que reconfiguró uno de los ríos más importantes del mundo, sino que también subraya la necesidad de prepararse para futuros desastres naturales. Para países como Bangladesh, donde millones de vidas y medios de subsistencia dependen de estos sistemas fluviales, la comprensión y la preparación ante riesgos sísmicos son cruciales.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.