Qué dice la ciencia sobre los suplementos y vitaminas: ¿son un desperdicio de dinero? ¿En qué casos?

Las vitaminas y los suplementos alimenticios son utilizados por muchas personas que tratan de compensar las carencias de su dieta. De hecho, los estadounidenses gastaron 50.000 millones de dólares en 2021 en este tipo de complementos dietéticos.

Sin embargo, las evidencias científicas de que este tipo de pastillas ayuden a prevenir enfermedades cardiovasculares o el cáncer en personas sanas no es suficiente y, por tanto, los expertos aseguran que se trata de un gasto económico innecesario.

Así lo establecen los investigadores de la Universidad Northwestern, en Estados Unidos, en un editorial publicado en la revista JAMA, como recoge InfoSalus, en donde indican que solamente necesitarían los suplementos alimenticios las embarazadas o las que van a quedarse embarazadas.

El estudio sobre los complementos alimenticios

Tras una revisión sistemática de 84 estudios, las nuevas directrices afirman que no hay "pruebas suficientes" de que tomar multivitaminas, suplementos emparejados o suplementos individuales pueda ayudar a prevenir las enfermedades cardiovasculares y el cáncer en adultos no embarazados por lo demás sanos.

"Los pacientes preguntan todo el tiempo qué suplementos debería tomar. Desperdician dinero y se concentran pensando que tiene que haber una serie de píldoras mágicas que les mantengan sanos cuando todos deberíamos seguir las prácticas basadas en la evidencia de comer sano y hacer ejercicio", explica el doctor Jeffrey Linder, jefe de medicina interna general en el departamento de medicina de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, en declaraciones recogidas por el citado medio.

Además, los expertos no indican que no haya que tomar vitaminas, sino que explican que si fueran realmente buenas para uno, ya habría una gran evidencia sobre ello.

Sustitución de los suplementos por fruta y verdura

Por otro lado, el grupo de trabajo desaconseja específicamente tomar suplementos de betacaroteno debido a un posible aumento del riesgo de cáncer de pulmón, y desaconseja tomar suplementos de vitamina E porque no tiene ningún beneficio neto en la reducción de la mortalidad, las enfermedades cardiovasculares o el cáncer.

Así, una solución sería el consumo de fruta y verdura, que sí que está comprobado que puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y de cáncer, ya que poseen vitaminas, fitoquímicos, fibra y otros nutrientes que producen beneficios para la salud.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los científicos también señalan que estas directrices no se aplican a las embarazadas o a las que quieren quedarse embarazadas, ya que ciertas vitaminas, como el ácido fólico, son esenciales para que estas mujeres apoyen el desarrollo saludable del feto.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.