Echenique bromea por su asiento en el hemiciclo: "Tengo que hablar más alto, pero para un aragonés no es problema"

20MINUTOS.ES / AGENCIAS

Pablo Echenique

El nuevo Congreso cuenta con dos representantes con discapacidad entre los 350 diputados elegidos por la ciudadanía: Pablo Echenique, de Unidas Podemos, que sufre atrofia muscular espinal; y el representante de ERC Joan Josep Nuet, que padece un 50% de pérdida de audición.

Este martes, el presidente de la Mesa de Edad, Agustín Javier Zamarrón, ha acudido junto a un ujier al escaño de Echenique para entregarle la urna de votación, a diferencia del resto de sus compañeros, que han abandonado su asiento para depositar su voto y elegir al presidente del Congreso. Este hecho ha sido muy comentado en redes sociales, ya que evidencia la poca accesibilidad de la Cámara baja para personas con discapacidad

"Desde arriba del todo hay que hablar un poco más alto para que te oigan. Pero eso, para un aragonés, no es ningún problema", ha dicho el propio Echenique en las redes sociales.

Echenique es el tercer diputado que pone a prueba la accesibilidad del Congreso para las personas en silla de ruedas. Antes que él estuvieron los diputados 'populares' Francisco Vañó (VIII, IX y X legislaturas), que obligó al Congreso a adaptar sus instalaciones, e Ignacio Tremiño, diputado en la legislatura que acaba de terminar y que ahora ha pasado a formar parte de la lista del PP a la Asamblea de Madrid.

Tanto Vañó, como Tremiño, nunca pudieron acceder a la tribuna del Congreso en sus intervenciones en los plenos. Ambos debían realizar sus discursos en el centro del Hemiciclo, en donde se les habilitaba una mesa y un micrófono junto a la mesa de las taquígrafas, como se hará ahora con el dirigente 'morado'.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.