EE UU y el Reino Unido piden contención mientras que Turquía llama a la movilización contra el "terror" israelí

La diplomacia occidental ha condenado con rotundidad los ataques con cohetes desde la franja de Gaza contra Israel y ha llamado a una desescalada rápida de los enfrentamientos entre Israel y Palestina, que ya dejan cientos de heridos y al menos 20 muertos tras un bombardeo israelí de represalia en Gaza.

"EE UU condena en los términos más enérgicos el aluvión de ataques con cohetes, disparados contra Israel en las últimas horas. Esta es una escalada inaceptable", afirmó en una rueda de prensa el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Como ya ha hecho en los últimos días, Price volvió a urgir "a todas las partes", incluido el movimiento islámico Hamás, a reducir las tensiones, evitar enfrentamientos violentos y garantizar una situación de calma. "Aunque instamos a ambas partes a disminuir las tensiones, también reconocemos el derecho legítimo de Israel a defenderse a sí mismo, a su pueblo y su territorio", dijo.

El secretario de Exteriores británico, Dominic Raab también condenó el lanzamiento de cohetes de Hamás y dijo que "la violencia en Jerusalén y Gaza debe detenerse". "Necesitamos una desescalada inmediata de todas las partes y poner fin a los ataques contra poblaciones civiles", añadió Raab en un tuit.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió este lunes de que la tensión en Jerusalén puede generar otra "peligrosa escalada" que lleve a más violencia, por lo que exigió contención a todas las partes.

Guterres, a través de su portavoz, condenó "en los términos más contundentes el lanzamiento de cohetes desde Gaza hacia Israel" y en particular que se hayan atacado "centros de población civil".

El jefe de la ONU, además, reiteró su preocupación por los posibles desahucios de familias palestinas y urgió a Israel a cesar este tipo de movimientos, al tiempo que demandó a las autoridades israelíes que ejerzan la "máxima contención" y respeten el derecho a la protesta pacífica.

Por el contrario, desde Turquía, el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, ha condenado los ataques de Israel en Gaza y en la mezquita de Al Aqsa, los que ha considerado que "hieren la conciencia de toda la humanidad, no solo de musulmanes".

Según recoge la agencia oficial de noticias turca Andalou, Erdogan ha hablado con el presidente palestino, Mahmud Abbas, a quien ha comunicado que Turquía hará "todo lo necesario en su poder para movilizar al mundo entero, especialmente el islámico, para frenar el terrorismo y la ocupación israelí".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.