Eitan, el niño huérfano tras el accidente de teleférico y víctima de una batalla familiar: "Ha de educarse en la tradición"

El pequeño Eitan Biran perdió a su madre, a su padre y a su único hermano en el fatídico accidente de teleférico ocurrido el pasado 23 de mayo en Stresa (al norte de Italia). Murieron 14 personas en total, todos los ocupantes de la telecabina menos él, que salvó su vida tras pasar por la unidad de Cuidados Intensivos del hospital Regina Margherita de Turín.

Ganó la batalla por su vida pero emprendió una nueva lucha por encajar psicológicamente el duro golpe al que le expuso la vida. Entretanto, su familia materna y sus familiares paternos comenzaban un enfrentamiento por la custodia del pequeño.

Este fin de semana, la tía paterna, Aya Biran, residente en Italia, ha denunciado al abuelo materno por secuestrar al pequeño, que debería haber regresado con su tía tras una visita permitida por el juez. Sin embargo, los familiares por parte de madre, residentes en Israel, niegan que el pequeño haya sido secuestrado y que este quería volver a Israel desde siempre.

Según ha relatado la abuela materna, Etty Peleg, en una emisora de radio israelí, tal y como recoge la prensa del país, el pequeño Eitan nació y creció en su casa y durante la pandemia de coronavirus pasó con ellos "medio año o más". La familia materna han acusado a la familia paterna de ocultarles información sobre el estado de salud del pequeño y de dejarles pasar "poco" tiempo con él.

En cambio, la familia paterna ha denunciado al abuelo materno por secuestrar al pequeño y ha aseverado que este señor cuenta ya con una condena judicial por maltratar a su exmujer.

Además, el periódico 'La Repubblica' recoge que, este lunes, Eitan debería haber comenzado la escuela primaria en Pavia en la misma escuela que sus primos.

Cuando ocurrió el accidente, la familia de Eitan, de origen israelí pero trasladada a Pavia, estaba recibiendo la visita de los abuelos paternos. En total murieron cinco miembros de esta familia. El pequeño superviviente quedó a cargo de su tía paterna desde que salió del hospital el pasado 10 de junio. Desde entonces, ambas familias, que compartían la circunstancia de que Eitan era el primer nieto para ambas, han protagonizado una batalla por la custodia del pequeño.

La abuela materna ha asegurado a los medios israelíes que su nieto "siempre ha querido volver a Israel". Además, el diario 'Corriere della Sera' recoge que la familia materna defiende que el menor "ha de ser educado según la tradición". Sin embargo, la tía paterna ha denunciado ante la prensa italiana que el abuelo ha secuestrado al pequeño, que "solo se dormía si cogía mi mano", ha lamentado la tía paterna.

La prensa italiana recoge que el abuelo materno se llama Shmuel Peleg y afirma que es un exmilitar de 58 años que se había mudado a Pavia desde que sucedió el accidente en el que perdió a su hija. Según el relato de Aya Biran, la tía del pequeño que denunciado el secuestro, el abuelo le dijo "te voy a comprar un montón de juguetes" cuando recogió al pequeño.

El pequeño Eitan, de cinco años, se mueve con la ayuda de una silla de ruedas y un andador a causa de las secuelas de las fracturas sufridas en el accidente de teleférico, "en el que fue salvado milagrosamente gracias a su padre Amit que lo escudaba con su propio cuerpo", recoge la prensa italiana.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.