Los embalses pierden agua por cuarta semana consecutiva, aunque la reserva está por encima de la media de la última década

La reserva de agua baja por cuarta semana consecutiva y se encuentra en el 64,3% de su capacidad total esta semana, con 36.021 hectómetros cúbicos de agua. Lo hace tras disminuir en los últimos siete días 228 hectómetros. Pese a ello, los embalses se sitúan todavía en una situación superior a la del año pasado y a la de la media de la última década.

Así lo aseguran las cifras publicadas este martes por el Ministerio para la Transición Ecológica. Según este organismo, que actualiza los niveles del agua embalsada en nuestro país cada semana, las precipitaciones han sido "abundantes" en la vertiente Mediterránea y, de la misma forma, han afectado considerablemente a la vertiente Atlántica. La máxima se ha recogido en Murcia, con 99,4 litros por metro cuadrado

Así, los más de 36.000 hectómetros almacenados en este momento suponen que la reserva se sitúa hasta 800 hectómetros por encima de la media de esta misma semana en los últimos diez años, que se sitúa dos puntos porcentuales por debajo, al 62%.

Más grande es aún la diferencia si comparamos los datos actuales con los de hace un año. En 2023, la reserva acumulaba en esta misma semana de junio hasta 10.000 hectómetros menos (47,38%), por lo que los embalses se encuentran ahora hasta 17 puntos por encima.

Destacan las cuencas del norte

Las cuencas con mayor abundancia hídrica siguen siendo las del norte, como la del Cantábrico occidental al 92,2%; la del Duero al 90%; las cuencas internas del País Vasco al 90,5 %; Cantábrico oriental y Miño-Sil, al 86,3% y Galicia costa al 77,2%.

Destacan, por otra parte, los grandes ríos como el Tajo y el Ebro, con los niveles al 76,8% y 74,8% respectivamente. Por su parte, las cuencas más deficitarias siguen encabezadas por el Segura, que se sitúa en esta ocasión al 23,4%; Guadalete-Barbate, al 28,2% y la cuenca mediterránea andaluza, al 31%.

Cataluña elimina restricciones

Mención aparte se encuentran las cuencas internas de Cataluña. En la última semana, y debido a los chubascos tormentosos caídos en el nordeste peninsular, han pasado del 32,8% de la semana pasada al actual 36,3%. Con esta situación, la Generalitat ha eliminado el estado de excepcionalidad que seguía presente en numerosos municipios, con lo que las medidas impuestas se flexibilizan.

Así lo ha asegurado este martes el conseller de Acción Climática en funciones, David Mascort, quien ha anunciado que gracias a la recuperación de las reservas hídricas se "permite" al sistema Ter-Llobregat la flexibilización de unas medidas que afectan directamente a 6 millones de habitantes de Cataluña. Este fue precisamente uno de los sistemas más afectados por la sequía durante los meses de febrero y marzo, momento en el que sus reservas llegaron al 15%. Ahora, su nivel de agua se encuentra al 38,5%.

Mascort ha afirmado así que la situación ha cambiado gracias a las precipitaciones de las últimas semanas y por las lluvias que aún se esperan para los próximos días. Ante este escenario, el consumo de agua aumenta ahora hasta los 250 litros por habitante al día, se permite el riego público en zonas verdes y jardines en las horas de menor insolación (de 20 a 8 horas) y cambian los niveles de dotación en el riego agrícola y en el sector industrial.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.