Un embrollo legal bloquea la ley de gestación subrogada en Portugal

EFE

Imagen del Parlamento de Portugal

El Parlamento portugués decidió este viernes rechazar la posibilidad de arrepentimiento de la madre tras dar a luz en un proceso de gestación subrogada, lo que mantiene bloqueada la ley que abriría la puerta a los llamados "vientres de alquiler" en el país.

Los diputados lusos aprobaron un proyecto de ley, muy similar al que vetó el Tribunal Constitucional el pasado año, pero tumbaron un artículo clave que había sido propuesto por la izquierda atendiendo las exigencias de los jueces.

El artículo, presentado por el Bloque de Izquierda (BE), otorgaba a la gestante la posibilidad de arrepentirse después del parto y hasta que el bebé fuera inscrito en el Registro Civil, una de las condiciones que señalaron los jueces del tribunal para que la norma no vulnerara la Constitución portuguesa.

Rechazado este artículo, el pleno del Parlamento aprobó una ley generalista que no cumple los requisitos exigidos por el Constitucional.

La ley fue apoyada por el BE, los socialistas, el ecologista Los Verdes y el Partido de los Animales, las Personas y la Naturaleza (PAN), así como por una veintena de diputados del Partido Social Demócrata (PSD, centro-derecha).

La gestación subrogada volvió al Parlamento portugués después de que la anterior ley, que entró en vigor en 2017, fuese anulada nueve meses después por el Constitucional, que suspendió varios de sus artículos.

La norma permitía el acceso sólo a mujeres sin útero o con una lesión que les impidiese quedarse embarazadas y limitaba al "mínimo indispensable" el contacto del bebé con la gestante, que no podría recibir ningún pago.

También reconocía el derecho de la gestante a arrepentirse, pero sólo hasta que fuesen iniciados los tratamientos de fertilidad.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.