Entrevista | Javier Rupérez: "Si no hay una retirada total de Rusia, vamos a acabar con una guerra generalizada como en 1939"

Conocer el devenir de un conflicto armado y las consecuencias inmediatas en el mundo no es una tarea sencilla; y más cuando el agresor es miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Esto lo sabe bien Javier Rupérez, uno de los más ilustres diplomáticos españoles, que fue embajador de España en Estados Unidos y secretario general adjunto de la ONU. Rupérez recibe en su domicilio a 20minutos, donde ofrece su visión de la invasión rusa de Ucrania y el papel de organismos internacionales para acabar con ella.

El que fuera Embajador de España ante la OTAN y que actualmente pertenece al patronato de FAES, ha recorrido los pasillos de los más altos estamentos internacionales, y afirma en esta entrevista que el futuro de la Alianza Atlántica es tras la guerra más fuerte y cohesionado. No obstante, Rupérez reconoce estar preocupado por el desarrollo del conflicto y alerta de una posible guerra generalizada si la situación no cambia.

Esta semana las negociaciones de paz entre Rusia y Ucrania se han roto y las posturas parecen estar cada vez más alejadas. ¿Cree que es posible ver un alto el fuego en un futuro cercano? Putin no va a negociar porque no quiere. Lo que debería producirse es una retirada total y absoluta de las fuerzas rusas de Ucrania, con todas las consecuencias. La agresión no tiene ninguna base en la vida política o internacional. No hay absolutamente ninguna razón que pudiera haber justificado la agresión rusa contra Ucrania. Eso hay que recordarlo con independencia de que es un crimen de guerra, no únicamente porque es una utilización ilegítima de la fuerza y contraria a todos los principios del Derecho internacional, tal como están recogidos en la Carta de las Naciones Unidas. Se están produciendo todos los días una gran cantidad de muertos, de desplazados y un destrozo verdaderamente injustificable. Es un crimen de guerra y Putin es un criminal de guerra.

¿Qué objetivos persigue Putin con esta guerra? Lo único que quiere Putin es apoderarse de Ucrania y la vuelta a la Unión Soviética, no desde el punto de vista territorial, sino desde el punto de vista político. Todas esas cosas que dice, como que la OTAN estaba amenazando a Rusia, son mentira. Hay que recordar también la historia, porque los países que formaban parte del Pacto de Varsovia, incluidas las tres exrepúblicas soviéticas bálticas, han decidido entrar en la OTAN y en el Mercado Común. Esto se debe a que aquí encontraban precisamente lo que la Unión Soviética les había negado: la prosperidad, la libertad y el respeto a su integridad territorial e independencia.

¿En qué puede derivar entonces este conflicto? Lo que tiene que pasar es que se vayan, que reconozcan el crimen cometido, que paguen el precio y sean sometidos a revisión penal internacional para pagar sus crímenes. ¿Va a pasar eso? No lo sé. Recordemos que estamos en una quiebra total del sistema internacional desde 1945 que nos llevaría a una dinámica de incertidumbre absolutamente imprevisible. Muchos hablan de la Tercera Guerra Mundial. No sé si esto lo es, pero ciertamente es la situación más grave que ha conocido el mundo desde 1945. Hay que parar a Putin y someterle a juicio. Quizás no en el Tribunal Penal Internacional porque tiene sus reglas y no puede juzgarle, pero ya se han creado en el pasado tribunales como Nuremberg tras la Segunda Guerra Mundial para juzgar crímenes de guerra.

Se ha discutido mucho si esto es una cuestión de Putin o del Estado Ruso. Hay quien cree que incluso sin él continuaría esta situación. Yo creo que sí se acabaría. La propaganda rusa confirma constantemente que el pueblo ruso está detrás de Putin... Yo lo dudo, entre otras razones porque no tenemos ninguna posibilidad de saber qué pasa en Rusia. El sistema es absolutamente opaco y dictatorial. Pero es evidente que debe haber parte de su población que contempla con horror las consecuencias que ellos mismos sufren. Además, la situación económica rusa es cualquier cosa menos buena y eso debería generar una respuesta. Rusia tiene que examinarse, como todos. Esa tentación histórica que tiene Rusia, desde la zarista a la soviética pasando por la Rusia de Putin, de presentarse permanentemente como víctima... no es verdad.

No sé si esto es la III Guerra Mundial, pero es la situación más grave que ha conocido el mundo desde 1945

¿Por qué Putin decidió en esta ocasión ir un paso más allá e invadir Ucrania? La historia de Rusia y Ucrania no empieza en febrero de este año, empieza mucho antes. En 2014, tras la anexión rusa de Crimea y la falta de reacción por parte de Obama, Putin interpretó que el campo estaba abierto, que podría repetir su chantaje de Crimea y pasaría lo mismo. En esta ocasión, el cálculo estaba equivocado. Ha sido parecido a lo que pasó en Múnich en 1938, cuando se cedió ante Hitler y poco después acabó invadiendo Polonia. Putin ha tomado nota directa o indirectamente de Hitler. Si al chantajista no se le pone freno, si no se le ponen los pies por delante, sigue con el chantaje.

El patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa ha declarado públicamente su apoyo a Putin. ¿Qué papel juega la iglesia ortodoxa en el conflicto? Un papel absolutamente repugnante. Es una Iglesia supuestamente cristiana, y hay que recordar que en el Evangelio la única vez que Cristo habla de política lo dice muy claramente: "Dad a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César". Esa Iglesia rusa presidida por una persona que según todas las informaciones es un oligarca más, lo que está entregando es la institución al servicio de un criminal de guerra, de un asesino.

¿Cómo valora el papel del Gobierno español en este conflicto? Positivo. Podríamos discutir si podía haber enviado más armas, pero ha estado desde el primer momento claramente del lado de Ucrania y contra Putin. Por otra parte, también ha reaccionado de manera similar y paralela a la Unión Europea y la OTAN. Naturalmente, el Gobierno español tiene muy en cuenta que dentro de pocas semanas tenemos aquí la cumbre de la OTAN y será de mucha relevancia. A mí lo que sí me preocupa es que hay una parte del Gobierno que me da la impresión de que no está en la misma línea. El Gobierno de España no debe tener ninguna fisura en un tema absolutamente central para nuestros intereses, para los intereses globales y desde luego para los intereses de la paz y la seguridad.

Una parte del Gobierno de España no está en la misma línea y en este tema central para nuestros intereses no debe haber fisura

¿Cree que la entrada de Finlandia y Suecia en la OTAN puede acarrear una respuesta similar a la que hemos visto en Ucrania? En realidad, Putin ha conseguido cosas fantásticas, como que estos dos países pidan formalmente la entrada porque están asustados y buscan tener seguridad. Finlandia, por ejemplo, sufrió ya en los cuarenta la invasión de las tropas soviéticas y perdió prácticamente un 10% de su territorio, pero sigue teniendo 1.300 kilómetros de frontera. No es nueva la posibilidad de que pidiera la entrada en la OTAN, así como no es nuevo que Suecia dijera que si Finlandia lo pedía ellos también lo harían, como al final ha ocurrido. No están pidiendo ir en contra de la Federación Rusa, la OTAN no tiene una voluntad agresiva, lo que garantiza la OTAN es que, a través de un proceso poderoso de disuasión, no se ataque a ningún miembro de la Alianza.

¿Cómo valora la negativa de Turquía para que se incorporen estos países en la OTAN? Con todo el respeto, Turquía no tiene más remedio que aceptarlo. Si mantiene su negativa pagará un precio carísimo en muchos sentidos. De los 30 estados miembros, en este momento hay 29 que están formalmente decididos a que Finlandia y Suecia formen parte de la OTAN.

Si Turquía mantiene su negativa a la entrada de Finlandia y Suecia en la OTAN, pagará un precio carísimo en muchos sentidos

¿Cree que se podría producir en algún momento una escalada del conflicto y que la OTAN y Rusia se acaben enfrentando? Tal como vamos, si no hay una retirada total por parte de la Federación Rusa, vamos a acabar con una guerra generalizada. Esto es un poco más o menos lo que pasó en el año 1939, cuando los franceses y los ingleses no querían una guerra, pero al final no tuvieron más remedio que intervenir. Yo querría pensar que no se va a producir, pero estamos contemplando una confrontación vital para el mundo occidental, es decir, para todos aquellos que creen en la educación, la prosperidad, en el mercado como sistema económico. Esto es casi como el comienzo de la Guerra Fría.

¿Cree que la OTAN ha superado la crisis que parecía estar sufriendo? A mí aquello de la muerte cerebral que dijo Macron me pareció una estupidez. La OTAN era en aquel momento un enfermo que gozaba de buena salud y en este momento es un enfermo absolutamente sanado, revitalizado y convencido, que tiene una obligación absolutamente fundamental no solo para defender sus intereses, sino para defender un determinado orden mundial. Una de las cosas por las que le debemos dar gracias a Putin es que ha dado una vida nueva a la OTAN y a las relaciones entre los Estados Unidos y los países de la Unión Europea.

Un criminal de guerra no puede ser miembro del Consejo de Seguridad de la ONU

Zelenski ha sido muy crítico con el papel de la ONU, diciendo que "podría disolverse si no puede hacer nada aparte de hablar". ¿Cree que Naciones Unidas podría hacer más? Yo estoy muy preocupado con el papel de las Naciones Unidas, aunque esto ya pasó antes, cuando la Sociedad de las Naciones fue incapaz de evitar la Segunda Guerra Mundial. En este momento nos encontramos con una situación terrible y paradójica y es que uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad que tienen derecho de veto viola sistemáticamente todas y cada una de las normas que forman la columna vertebral de las Naciones Unidas. En este momento no sería posible conseguir la expulsión de Rusia de las Naciones Unidas, pero yo creo que merecía ser expulsada.

¿Qué opciones tiene entonces la ONU para ser útil en este tipo de casos? El papel de las Naciones Unidas es fundamental para mantener la paz y la seguridad del mundo, pero si su estructura orgánica impide adoptar medidas, habrá que pensárselo. ¿Cómo vamos a pensar que Putin pueda ir a Naciones Unidas a Nueva York y sentarse en su sitio sin que pase nada? Es aberrante pensar que ese país pueda salir indemne después de haber destrozado otro, haber matado a miles de personas y haber forzado al exilio a muchas otras. Con hartísimo dolor de corazón lo digo, yo que he sido secretario general adjunto de Naciones Unidas y tengo un gran aprecio por todo el sistema, pero un criminal de guerra no puede ser miembro del Consejo de Seguridad de la ONU.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.