Un equipo hispanoalemán descubre dos exoplanetas que pueden tener agua líquida y opciones de albergar vida

ÁFRICA ALBALÁ

  • Orbitan en torno a la estrella Teegarden, situada a 12,5 años luz del Sistema Solar.
  • El consorcio CARMENES es el responsable de este descubrimiento.

Concepción de los planetas en torno a la estrella Teegarden

La posible existencia de vida en otros rincones del Universo ha fascinado al ser humano desde sus orígenes, que ha concentrado un sinfín de esfuerzos en detectarla. Por eso, encontrar exoplanetas capaces de albergarla es uno de los grandes retos de la Astronomía. Ahora, un proyecto hispanoalemán ha descubierto dos de los candidatos con más opciones hasta el momento: ambos son templados, similares a la Tierra y podrían tener agua líquida en la superficie.

Los dos exoplanetas orbitan en torno a la estrella Teegarden, una enana roja situada a 12,5 años luz del Sistema Solar. Lo hacen en su zona templada, también conocida como zona de habitabilidad, y ambos presentan una masa muy similar a la Tierra, explica a 20minutos Pedro J. Amado, coinvestigador principal del consorcio CARMENES, un instrumento único en el mundo responsable de este descubrimiento y con uno de sus telescopios principales en Almería.

"Que haya agua líquida mejora mucho las probabilidades de que en un planeta exista vida como la conocemos en la Tierra. Nosotros sabemos que para el desarrollo de la vida en nuestro planeta, los oceános y el agua líquida han jugado un papel muy importante", ahonda el científico.

Órbitas muy próximas a su estrella

Teegarden es mucho más pequeña y menos brillante que el Sol, de hecho, su temperatura es de solamente 2600 grados (casi la mitad de los 5500 grados de nuestra estrella), es 1500 veces más débil y diez veces menos masiva. Debido a estas características, los dos exoplanetas descubiertos orbitan a una distancia de la misma mucho menor que la que separa a la Tierra del Sol.

Teegarden b, que así se llama el exoplaneta más cercano a su estrella de los dos descubiertos, completa una órbita cada 4,9 días y Teergarden c lo hace cada 11,4 días, frente a los 365 días que tarda la Tierra en completar un giro en torno al Sol. Esto obedece precisamente a que se encuentran mucho más cerca de su estrella que nuestro planeta del Sol.

Dado que la estrella de Teegarden irradia mucha menos energía que el Sol, las temperaturas en estos planetas deberían ser suaves y podrían, en principio, albergar agua líquida en la superficie, especialmente en el planeta más exterior, estrella de Teegarden c. Este tipo de cuerpos constituyen el objetivo principal para las futuras búsquedas de vida más allá del Sistema Solar.

"Hasta el momento, no existe ningún exoplaneta en el que se haya descubierto agua líquida", recalca Amado, que detalla que se ha encontrado agua en forma de vapor en las atmósferas de algunos de ellos y se han detectado otros cuya densidad promedio coincide con la del agua. No obstante, estas últimas son hipótesis por comprobar.

¿Y ahora qué?

Los investigadores no descartan que el sistema en torno a esta enana roja esté compuesto por más planetas, además de los descubiertos, por lo que seguirán estudiándolo y refinando el conocimiento sobre él.

Sin embargo, habrá que esperar hasta la próxima década , cuando los telescopios gigantes que se están construyedo, como el E-ELT (Extremely Large Telescope) o el Telescopio de Treinta Metros (TMT), estén disponibles, para poder estudiar Teegarden b y c y comprobar si efectivamente presentan agua en estado líquido.

De momento, CARMENES seguirá buscando otros exoplanetas potencialmente habitables.

¿Cómo se ha logrado detectarlos?

Respecto al método empleado para detectar estos exoplanetas, conocido como técnica de las velocidades radiales, se basa en el estudio de la luz emitida por la estrella mediante una instrumentación especial.

"Siempre tenemos que observar, mirar y tomar datos de la estrella, porque es lo que vemos. Los planetas, con estas técnicas indirectas, no son visibles", relata Amado.

El método utilizado consiste en medir la velocidad con la que "se bambolea" la estrella cuando el planeta la orbita. En el caso de que dicha velocidad cambie de forma periódica, y si no hay ningún otro elemento que explique este tipo de variación, se infiere que está producida por la presencia de un planeta.

Respaldo al proyecto CARMENES

Este hallazgo, realizado en exclusiva por el consorcio CARMENES, ha supuesto un espaldarazo para el proyecto, que sufrió importantes recortes hace unos años.

"Es la primera vez que se hace una detección de unos planetas tan pequeños con esta técnica de velocidades radiales. Son los dos planetas con la masa más pequeña hallados hasta ahora y de masa terrestre", detalla Amado. 

Se trata de un "descubrimiento único",  señala el investigador, que apunta que CARMENES ya ha hecho aportaciones a otros hallazgos, como el de un planeta de la estrella de Barnard.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.