Qué está pasando en Sídney con la variante Delta y cómo lo están controlando

La variante Delta que se impone alrededor del planeta fue detectada por primera vez en India en octubre de 2020. Se ha extendido a cientos de países en todo el mundo y las autoridades europeas recuerdan que esta mutación es entre un 40% y un 60% más contagiosa que la variante británica y puede estar asociada a un mayor riesgo de hospitalización de las personas infectadas.

Así, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) prevé que para finales del mes de agosto esta variable represente el 90% de los nuevos contagios en toda la Unión Europea. A pesar de que se ha reducido drásticamente el número de hospitalizados y fallecidos, lo cierto es que se ha producido un incremento exponencial de los contagios en esta quinta ola de la pandemia, sobre todo entre los colectivos que no han sido vacunados.

Mientras que en España son varias las comunidades que han impuesto nuevas restricciones en materia de aforos, límites en encuentros sociales y toques de queda, en otros países como Australia se han impuesto severas medidas para frenar esta ola de contagios.

El pasado 26 de junio, la ciudad de Sídney fue confinada durante, al menos, dos semanas tras registrar nuevos contagios con esta variante del virus, que es potencialmente más transmisible. Así, las autoridades sanitarias del Estado de Nueva Gales del Sur donde se encuentra esta ciudad, la más poblada, imponían serias restricciones y solo permitían el desplazamiento en casos excepcionales.

Este miércoles, las autoridades australianas han decidido extender un mes más este confinamiento en estas zonas al no haber contenido la propagación del virus y mantenerse los casos en Nueva Gales del sur por encima de 100 desde hace una semana.

Así, el confinamiento estricto se mantendrá previsiblemente hasta el próximo 28 de agosto. "Este tiempo adicional permitirá a los residentes de Nueva Gales del Sur aumentar significativamente la adopción de vacunas en las áreas más afectadas por el brote actual y en todo el estado", explica el comunicado emitido por las autoridades.

Este martes se han registrado 177 nuevos casos confirmados en Nueva Gales del Sur, una cifra récord en Australia en lo que llevamos de pandemia. De esta manera, hasta que las tasas de vacunación no sean más elevadas, se deberán seguir cumpliendo estas medidas sanitarias para garantizar una futura flexibilización y frenar los nuevos contagios.

Los residentes de esta gran ciudad solo podrán desplazarse fuera del hogar para actividades imprescindibles, como ir a trabajar, a hacer la compra o a practicar deporte. Además, otra de las medidas es el cierre de comercios minoristas que no sean esenciales, así como el cese de las obras.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.