De Fashanu a Nassib: la homosexualidad en el deporte y su progresiva normalización

La declaración pública del ala defensiva de Las Vegas Raiders, el estadounidense Carl Nassib, sobre su homosexualidad (primer jugador activo de la NFL que lo hace), se suma al difícil paso dado por otros destacados deportistas profesionales en el mundo en las últimas décadas.

Carl Nassib, de 28 años, utilizó sus redes sociales (Instagram), como suelen hacer otros atletas desde hace unos años, para hacer pública su orientación sexual. Reconoció que llevaba tiempo meditando la decisión de hacerlo público y que lo hace ahora con la seguridad de hacerlo rodeado de la mejor familia, amigos y la profesión que siempre deseó tener. También aseguró que se trataba de "responsabilidad" con sus creencias y la importancia que tiene la representación y la visibilidad.

Cada 19 de febrero se conmemora el Día Internacional Contra la Homofobia en el Deporte, en honor a Justin Fashanu, el primer futbolista en dar a conocer públicamente su homosexualidad.

La celebración de ese día coincide con la fecha del nacimiento de Fashnau (1961-1998), que se declaró públicamente homosexual en 1990 y se suicidó a los 37 años por las presiones de su entorno más cercano y por la intolerancia de la sociedad inglesa. Un mes antes de suicidarse, fue acusado de abusar sexualmente de un joven de 17 años en Maryland (EE.UU), donde se había trasladado para ser entrenador.

Dieciocho años después de Fashanu, en 2008, lo desvelaba el exfutbolista y entrenador francés Olivier Rouyer. Gareth Thomas, jugador de rugby y capitán de la selección de Gales, en 2009, reveló públicamente su orientación sexual, que llevaba ocultando desde los 16 años por miedo al rechazo. Orlando Cruz, boxeador puertorriqueño, lo hizo público en agosto de 2012 y, un año después, colgó un vídeo en Facebook pidiendo matrimonio a su pareja. El primer deportista profesional estadounidense en expresar públicamente que era homosexual fue el exjugador de baloncesto de la NBA, Jason Collins, en abril del 2013, año en que jugó con los Washington Wizards. A este le acompañaron otros profesionales estadounidenses como Michael Sam (Los Angeles Rams, NFL) y Robbie Rogers (Los Angeles Galaxy, MLS), profesionales de fútbol americano y fútbol, respectivamente.

Asimismo, Thomas Hitzlsperger, futbolista alemán internacional con la selección de su país, manifestó públicamente que era homosexual en enero de 2014 tras su retirada del fútbol. Ese año lo declaró también el nadador australiano Ian Thorpe, ganador de cinco medallas de oro olímpicas. En 2015, Keegan Hirst fue el primer profesional de la Liga de Rugby en declararse homosexual de manera pública. En 2018, el mediocampista Collin Martin, del Minnesota United, afirmó ser "abiertamente homosexual" en su cuenta de Twitter. También ese año lo anunció el esquiador olímpico Gus Kenworthy, medalla de plata en los olímpicos de invierno de Sochi-2014, y el primer golfista, Todd Fujikawa. Por su parte, Sebastián Vega, de 31 años, se convirtió en 2020 en el primer jugador de la Liga Nacional de baloncesto de Argentina en hacer pública su homosexualidad, a través de sus redes sociales.

En cuanto a mujeres deportistas profesionales, el caso más recordado es el de la tenista checa Martina Navratilova en 1981, que reveló que era homosexual tras recibir la nacionalidad estadounidense. En ese mismo año, 1981, anunció su homosexualidad la californiana Billie Jean Moffitt King, considerada como una de las tenistas más importantes del mundo y activista por la defensa de la igualdad sexual. La tenista francesa Amelie Mauresmo declaró su orientación homosexual en 1999. En 2010, la tenista puertorriqueña Gigi Fernández también lo hizo público.

La capitana de la selección de fútbol de Inglaterra, Casey Stoney, reveló en 2014 a la BBC que mantenía una "relación amorosa" con una mujer. Lo hizo animada por la "reacción positiva" que tuvo la misma confesión del atleta británico Tom Daley. De igual forma, en 2014, la jugadora de golf Rosie Jones anunció que era homosexual, algo que también anunció dos años antes, en 2012, la jugadora de fútbol Megan Anne Rapinoe, campeona de la Copa Mundial Femenina de la FIFA en 1991, 1999, 2015 y 2019.

Diversos deportistas españoles han reconocido su homosexualidad, como en 2016 el waterpolista madrileño Víctor Gutiérrez, que desde entonces es un activo defensor de los derechos del colectivo LGTBI en el deporte. Otros nombres: Gemma Hassen-Bey (esgrima), Izaro Antxia (fútbol sala), Vanesa Caballero (boxeo), Laura del Río (fútbol), Kike Sarasola (equitación) y Jesús Tomillero (fútbol), además de José Rojas (ciclista) o José Bono Jr. (jinete) El patinador olímpico Javier Raya publicó en 2018 una foto en Instagram besando a su pareja y declaró que ese gesto ayudará a otros profesionales del deporte gays. Carlos Peralta, nadador español, plusmarquista nacional en 200 metros mariposa y atleta olímpico en Río de Janeiro, habló de su homosexualidad públicamente en 2018. Mapi León, jugadora del Barcelona y de la selección española de fútbol, hizo pública su orientación sexual también en el verano de 2018. Un caso especialmente 'mediático' fue el de la jugadora de baloncesto Marta Xargay, quien ha publicado imágenes en redes sociales en repetidas ocasiones con su pareja, la jugadora de la WNBA Breanna Stewart.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.