Feijóo reclama la exclusividad del consejero de Hacienda de Juanma Moreno

Alberto Núñez Feijóo y Juanma Moreno comparecieron juntos esta semana, tras la victoria electoral del segundo en Andalucía, en una Junta Directiva Nacional del PP donde todo fueron buenas palabras entre uno y otro. El líder de la oposición alabó de su barón andaluz la fórmula para arrasar en las urnas basada en la moderación, mientras Moreno le auguró a su 'jefe' un resultado similar en las próximas generales.

Entre ellos, sin embargo, ha surgido un conflicto de intereses: la disponibilidad de Juan Bravo. El líder del PP reclama la exclusividad a su vicesecretario económico. El presidente andaluz, por su parte, aspira a que su consejero de Hacienda, pieza clave en la Junta de Andalucía durante los últimos tres años y medio, elabore los Presupuestos para 2023. Un documento imprescindible para la acción de gobierno que Hacienda prepara durante el verano, presenta en septiembre y el Parlamento aprueba en diciembre. Génova apremia esos plazos y pretende que "en el plazo máximo de un mes" se fijen las competencias de Bravo. La decisión, por tanto, aún no está tomada.

"Mi responsabilidad me obliga a una dedicación absoluta. El consejero Bravo posiblemente vaya en la misma línea", deslizó Bendodo este miércoles en Sevilla tras el Consejo de Gobierno andaluz. El desligamiento de sus funciones en la Junta no era ninguna novedad. Tanto Feijóo como Moreno acordaron que, tras las elecciones andaluzas, cuya campaña Bendodo dirigió, el coordinador general se entregaría en cuerpo y alma a sus labores orgánicas. Sí supone un nuevo mensaje la situación de Bravo, de quien Juanma Moreno, en jerga futbolística, aseguró que tendría una "cesión, en principio, temporal" con el equipo nacional.

La intención de Juanma Moreno tras la mayoría absoluta del domingo es acelerar los plazos en todos los frentes. El 21 de julio será investido de nuevo presidente y el 26 celebrará su primer Consejo de Gobierno. Bendodo y Bravo, los dos puntales del presidente andaluz fichados por Feijóo, recogerán sus respectivas actas como diputados autonómicos el 14 de julio. Un puesto al que renunciarán. El PP, que ha agrandado de 26 a 58 los escaños de su bancada en el Hospital de las Cinco Llagas, tendrá ahora cinco y no dos senadores por designación autonómica. Javier Arenas y Teresa Ruiz-Sillero disfrutan de ambas actas. Lo previsto es que sean José Antonio Nieto, Bendodo y Bravo quienes tomen las otras tres.

"No hay tiempo para enseñar a nadie"

Tanto en Génova como en el grupo popular en el Parlamento restan hierro a un asunto que consideran destinado a un entendimiento. El intervalo de meses, sin embargo, es crucial.

"Creemos que se quedará hasta que se aprueben los Presupuestos, es lo normal, que esté en el primer equipo de Gobierno del día 26. No hay tiempo para enseñar a nadie y Bravo conoce la situación mejor que nadie. Es rehacer los últimos que nos tumbaron. Es una consejería con un trabajo muy arduo como para meter a nadie que en un mes te saque los presupuestos. Juan tiene un perfil económico, no político, por lo tanto es sustituible a medio plazo, pero lo lógico es que estos Presupuestos los dirija él", explican fuentes del PP andaluz.

Los plazos que manejan en Génova son distintos y plantean que "en el máximo de un mes" se atribuyan las funciones definitivas de su gurú económico. "Juan es una persona que aporta mucho al equipo y cuanto más lo tengamos mejor para nosotros", loan al vicesecretario. "A ver qué piensa de esto Juanma Moreno, es él quien tiene que decidir, nosotros no nombramos consejeros", dejan la pelota en el tejado del nuevo barón de barones. En la cúpula se remiten a las palabras pronunciadas hoy en Sevilla por su número tres.

La importancia del trabajo de Bravo para Feijóo es capital. El gallego lo puso al frente del área económica y en él se apoyó para pilotar el documento económico, construido con la opinión de unos 30 expertos afines al partido, remitido sin el logotipo del partido a La Moncloa este abril para darle transversalidad. Este miércoles, de hecho, el Gobierno anunció una de las medidas contempladas en él: la reducción del IVA de la luz del 10% al 5%.

La estrategia de Feijóo pasa porque su oposición sea desde el plano económico. Bravo, de hecho, fue nombrado interlocutor en materia económica con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Para el líder del PP, que el diputado autonómico electo por Almería esté cerca es una cuestión capital.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.