Felipe VI, antes de la cumbre de la OTAN: "La lucha mundial entre la tiranía y la democracia sigue siendo más relevante que nunca"

A falta de apenas unas horas para el inicio de la cumbre de la OTAN en Madrid, que se prolongará hasta el jueves, los eventos en los márgenes de este encuentro han comenzado ya este martes. Entre ellos, el foro organizado por el Real Instituto Elcano (RIE) y otros tres centros europeos de política exterior en colaboración con la Alianza en el que ha participado Felipe VI. En su intervención, el rey ha recordado que "la lucha mundial entre la tiranía y la democracia sigue siendo más relevante que nunca".

En un escenario mundial marcado por la invasión de Rusia en Ucrania, su Majestad ha defendido que, si algo ha puesto de manifiesto esta guerra, es la batalla entre "la tiranía y la democracia", que se creía haber dejado atrás, pero sigue más vigente que nunca. Por eso, ha resaltado la necesidad de que, en este contexto, la OTAN se erija como un "faro de libertad" que hay que proteger y ha pedido que la cita madrileña sirva para reflexionar sobre el futuro de la Alianza "en lo que parece ser un punto de inflexión en la historia".

Don Felipe ha asegurado en este acto en el recinto ferial de Ifema, en el que ha participado después de recibir al presidente estadounidense, Joe Biden, en la base de Torrejón de Ardoz, que la OTAN es "una referencia de libertad" para todos los países que defienden la democracia, además de "la mejor expresión de la unidad transatlántica". Por eso, se ha mostrado convencido de que la Alianza es hoy en día "más fuerte que nunca".

Para el jefe del Estado, "la intolerable agresión" de Rusia a Ucrania ha puesto de relieve la necesidad de preservar la alianza entre los países de la OTAN por su capacidad de disuasión y de ofrecer seguridad a sus miembros frente a las amenazas provenientes de cualquier lugar. "Además de ser una organización principalmente Euroatlántica, sus valores no son exclusivos, sino que son ampliamente compartidos y tienen un fuerte atractivo universal”, ha subrayado el monarca.

En su referencia a la invasión de Ucrania por parte del Kremlin, Felipe VI ha reafirmado la importancia de actuar juntos. "Tenemos motivos para pensar que la relación trasatlántica es más fuerte que nunca y que Europa se ha mantenido unida para hacer frente a la intolerable agresión de Rusia", ha asegurado el rey, que ha expresado "el apoyo, la solidaridad y la amistad con su pueblo" al alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, que lo escuchaba en Ifema.

"La lucha mundial entre la tiranía y la democracia sigue siendo más relevante que nunca"

Además, su Majestad ha destacado el papel que puede desempeñar España para estrechar la relación entre la OTAN con los países africanos del sur del Mediterráneo y con América Latina y ha recordado que las amenazas para Europa también llegan por el sur, con una "vecindad cada vez más inestable".

Reunión con Biden

Tras su participación en el foro, Don Felipe ha vuelto a encontrarse con el presidente estadounidense, al que ha dado la bienvenida en el Palacio Real de Madrid. Antes de mantener una reunión bilateral con Biden, el monarca ha asegurado que EE UU es "una gran nación" y un país "aliado" con el que España mantiene una "sincera" amistad, tras lo que ha expresado el deseo de seguir fortaleciendo cada día la relación entre ambas naciones.

"Es una gran satisfacción para mí dar la bienvenida a España al presidente de los Estados Unidos de América, Joseph Biden, en esta su primera visita a nuestro país como presidente de la gran nación norteamericana. País aliado, socio económico y comercial de primer nivel y, sobre todo, país amigo", ha subrayado el rey al comienzo de su breve discurso.

Según don Felipe, que ha proseguido su mensaje en inglés, España y EE UU comparten "profundos lazos históricos y culturales" de los que ambas naciones están "muy orgullosos", pero lo más importante, ha añadido, es que los unen "valores y principios comunes" y una "sincera amistad".

Extender la unidad de la OTAN

Ya por la noche, antes de la cena ofrecida en el Palacio Real a los 40 jefes de Estado y de Gobierno participantes en la cumbre, el rey ha vuelto a tomar la palabra y ha subrayado que, ante la magnitud de los desafíos geoestratégicos actuales, los miembros de la OTAN deben extender su unidad a otros socios con quienes "comparten valores, principios y metas".

De nuevo, ha vuelto a referirse a la guerra en Ucrania, a la que se suman "una serie de riesgos que pueden atentar contra la esencia misma de las sociedades libres, plurales y democráticas", como son el terrorismo, las amenazas cibernéticas e híbridas, o las tecnologías disruptivas, entre otras. Por ello, ha señalado que la cumbre de Madrid debe "representar el futuro" y proporcionar "la convicción, la guía y los instrumentos necesarios" para "caminar con determinación hacia un futuro en el que las sociedades puedan sentirse seguras y vivir en paz".

"Nuestra esperanza es que sea un futuro más seguro y pacífico, para todos los que representamos y para el mundo en general. Una nueva era puede estar amaneciendo para la OTAN, aquí en Madrid", ha concluido el rey.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.