Fondos de recuperación de la UE a varias velocidades: despegan en el sector aeroespacial, se hunden en la industria naval

El martes 22 de marzo de 2022, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y la ministra de Ciencia, Diana Morant, comparecieron en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que había aprobado dos nuevos proyectos estratégicos para ser financiados con el Fondo de Recuperación de la UE. Por una parte, el Gobierno destinaría 1.700 millones de fondos europeos para digitalizar el uso del ciclo del agua y, por otra, subvencionaría con hasta 4.500 millones actuaciones para desarrollar la industria aeroespacial española. Más de dos meses después, el Ministerio de Ciencia ya ha concedido los primeros 466 millones para financiar ocho proyectos y el de Transición Ecológica no ha realizado todavía ninguna adjudicación.

Este ejemplo de dos planes aprobados el mismo día pero con resultados muy desiguales refleja la doble velocidad a la que circula el despliegue de los fondos europeos de recuperación, a través de los denominados PERTE, el acrónimo de Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica, el paraguas para la concesión de subvenciones para proyectos de un mismo ámbito. Seis de los nueve que ya existen no han desembolsado todavía fondos para financiar proyectos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha viajado esta semana a Davos para buscar inversores que quieran contribuir desarrollar el PERTE más nuevo, para el desarrollo de la industria electrónica y la producción de microchips, para lo que se destinarán 12.000 millones de fondos públicos. Asimismo, este viernes presentará otro más, de Economía Social y de los Cuidados.

Antes, el Gobierno ya ha echado a rodar otros nueve PERTE, de los que tres no han publicado hasta la fecha ni una convocatoria de subvenciones y seis no han concedido ayuda alguna del Fondo de Recuperación de la UE. Según han informado a este diario los ministerios responsables a través del Portal de Transparencia, además del PERTE del Digitalización del Ciclo del Agua, siguen a cero el de la Nueva Economía de la Lengua, el de Economía Circular, el del Vehículo Eléctrico, el de Energías Renovables e Hidrógeno y el de la Industria Naval.

"Una vez aprobado por el Consejo de Ministros, se tienen que aprobar las bases reguladoras y convocatorias de las diferentes actuaciones (...) aún no se han aprobado las citadas disposiciones normativas, por lo que no se ha adjudicado ningún fondo", señala el Ministerio de Industria y Comercio sobre el estado del PERTE Naval, que fue aprobado el 15 de marzo pasado y prevé movilizar 1.460 millones de euros para modernizar, digitalizar y diversificar la industria naval y con el que calcula que podrían crearse más de 3.000 puestos de trabajo, de calidad y particularmente en la España periférica.

"En la medida en que no se ha publicado aún ninguna de las convocatorias de subvenciones vinculadas al PERTE de Economía Circular, no se han financiado proyectos de ningún tipo hasta la fecha", responden también desde Transición Ecológica -el departamento que lleva el gran peso del Plan de Recuperación con el 35% de la financiación de los 140.000 millones que serán para España- sobre un proyecto tractor que el Consejo de Ministros aprobó el 8 de marzo y prevé movilizar 1.200 millones de inversión pública y privada hasta 2026 para fomentar el ecodiseño y la sostebilidad en el uso de materiales reciclados, particularmente en la industria textil y de la moda pero destinado también a empresas de cualquier ámbito.

El tercer PERTE de Transición Ecológica, de energías renovables, hidrógeno verde y almacenamiento va más avanzado que los otros dos, aunque tampoco ha desbloqueado fondos, medio año después de su aprobación en diciembre de 2021. El Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE)dependiente de este Ministerio indica que hay tres convocatorias de subvenciones por un total de 450 millones -para proyectos pioneros y singulares de hidrógeno verde, para innovar sobre él o para su almacenamiento- que acaban de cerrarse o lo hará en el mes de junio. "Estos tres programas de ayudas, los primeros que se convocan en el marco de este PERTE, se encuentran en periodo de recepción de solicitudes, por lo que todavía no hay beneficiarios", explica a través del Portal de Transparencia.

El primer PERTE en ser aprobado, el del vehículo eléctrico en julio de 2021, tampoco ha desembolsado todavía ninguna cantidad y acaba de ampliar el plazo de presentación de solicitudes para la concesión de ayudas por valor de 2,9 millones de euros.

Llegada de los fondos

España es después de Italia el país que más fondos recibirá de la UE para la recuperación tras la Covid. En total, 140.000 millones entre subvenciones a fondo perdido y préstamos de los que Bruselas ya ha desembolsado 10.000 y el Gobierno ha solicitado un segundo tramo de 12.000 millones. La financiación se destinará a proyectos encaminados a lograr los objetivos generales que marcan los PERTE y pasar por un entramado de licitaciones -sobre todo en estos primeros años- y convocatorias por parte del Gobierno central o de las comunidades que hacen surgir la duda de cuántos fondos están llegando ya a proyectos concretos para modernizar la economía.

En este sentido, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, aseguró hace unas semanas que España ha autorizado el 91% de los 24.000 millones de los fondos europeos previstos para 2021, ha comprometido partidas por el 87% de ellos y los pagos realizados llegan al 45%. Pero desagregados por los nueve PERTES que podrían estar ya haciendo llegar las ayudas, las respuesta a través del Portal de Transparencia muestran que cuatro siguen inoperativos a estos efectos.

Los otros cinco restantes ya han empezado a transferir pagos a proyectos concretos, aunque algunos de ellos fueran de aprobación posterior a otros que todavía no han empezado a hacerlo. Por ejemplo, el PERTE de la Nueva Economía de la Lengua, dotado con 1.100 millones, fue aprobado el 1 de marzo, antes de que el Consejo de Ministros diera luz verde 22 días después a PERTE Aeroespacial que de los 4.500 millones que prevé movilizar hasta 2022 ya está financiando ocho actuaciones por más de 466 millones.

Dinero que sí fluye

Según detalla el Ministerio de Ciencia Innovación a través del Portal de Transparencia, los fondos están financiado proyectos para crear por ejemplo aviones de cero emisiones para los que han accedido a ayudas por valor total de 40 millones desde el gigante Airbus hasta una empresa de ingeniería madrileña llamada Navarro Oriol Robótica y Tecnología.

También depende de Ciencia el PERTE de Salud de Vanguardia para desarrollar la industria biomédica y la medicina de precisión Fue el segundo en aprobarse, en noviembre de 2021, el año en el que ejecutó 29,5 millones. Según informa este ministerio, se han resuelto cuatro convocatorias, la más cuantiosa de 29,4 millones, para investigación sobre Medicina Personalizada de Precisión que financiará los trabajos de cuatro institutos andaluces de biomedicina -de Granada, Málaga, Córdoba y Sevilla-.

Ni de los primeros ni de los últimos, el PERTE Agroalimentario se aprobó el pasado 8 de febrero y en este caso sí ha "realizado dos encargos", según apunta el ministerio responsable, de Agricultura. La Sociedad Mercantil Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio (SEGIPSA) recibirá un total de 430.000 euros entre 2021 y 2022 para redactar un proyecto de ejecución y dirección facultativa de alta seguridad biológica en Santa Fe, Granada y el estudio Enero Arquitectura recibirá casi 600.000 hasta 2023 para redactar un proyecto y dirigir las obras de un animalario de contención biológica en el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete del Ministerio.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.