Francia pierde su venta de submarinos por una alianza de EE UU, Australia y Reino Unido para hacer frente a China

Estados Unidos, Australia y el Reino Unido anunciaron este miércoles un ambicioso pacto de defensa destinado a plantar cara a China en el Indopacífico, y que incluirá el desarrollo de submarinos nucleares para los australianos.

Acto seguido, Australia informaba de la suspensión del programa para la construcción de la nueva flota de submarinos convencionales con la empresa francesa Naval Group dado que ya no se ajustan a "las necesidades operativas en las próximas décadas" de su país.

El proyecto para la construcción de doce submarinos, que había sufrido varios retrasos, se había adjudicado a Naval Group en 2016, conocida entonces como DCNS, estaba valorado en unos 90.000 millones de dólares australianos (55.827 millones de euros).

La suspensión del programa ha causado malestar en el Gobierno de Francia, que señaló que va "en contra del espíritu de cooperación" entre ambos países, según un comunicado del ministro de Exteriores, Jean'Yves Le Drian, y la de las Fuerzas Armadas, Florence Parly.

Le Drian ha denunciado que "esta decisión unilateral, brutal, imprevisible, se parece mucho a lo que hacía el presidente Trump". Y ha advertido de que tendrá consecuencias: "Esto no se hace entre aliados".

"Nuestra posición -añadió- es de gran firmeza, de incomprensión y de petición de explicaciones y clarificaciones de unos y de otros".

Asimismo, Naval Group expresó en un comunicado su "decepción" por la decisión al considerar que ofrecía a Australia "un submarino convencional superior a nivel regional", así como "capacidad submarina soberana con compromisos inigualables en términos de transferencia de tecnología, puestos de trabajo y contenido local".

El ministro británico de Defensa, Ben Wallace, por su parte, ha asegurado que el Reino Unido no tiene intención de suscitar el antagonismo de Francia con la firma del pacto de defensa entre el Reino Unido, Estados Unidos y Australia.

Wallace insistió en que el Reino Unido "no salió a pescar estas oportunidades. Fundamentalmente, los australianos tomaron la decisión que querían una capacidad (de submarinos) diferente".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.