Francia, Reino Unido, Alemania... los positivos repuntan en Europa y crece el miedo a una segunda ola

España notificó este miércoles un nuevo repunte de la cifra de casos de coronavirus detectados en un día, hasta alcanzar los 1.772 positivos. Ya son varias las jornadas encadenadas con contagios al alza, una coyuntura que no es exclusiva de nuestro países: otros Estados europeos llevan varias jornadas facilitando datos de infecciones que no parar de crecer.

Es el caso de Reino Unido. El Gobierno británico informó este miércoles de la detección de 892 contagios de Covid-19 en 24 horas, una cifra que contrasta con los 670 positivos que se habían notificado la jornada anterior.

Este mismo miércoles, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, anunció el confinamiento de la ciudad de Aberdeen (228.000 habitantes) por un "brote significativo" con 54 casos. Esta medida incluye el cierre de pubs y restaurantes desde las 17:00 horas.

La situación se agrava incluso más en Francia. El área de Salud Pública del país galo difundió este miércoles que había contabilizado 1.695 casos de Covid-19 en las últimas 24 horas. Se trata de un repunte en un día que no tendría precedentes desde el 30 de mayo, cuando se anunciaron 1,828 casos más, según informaron algunos medios franceses, como 'Les Echos'.

El martes, el comité científico que asesora al Gobierno francés valoró que la situación epidemiológica en el país era "frágil" y advirtió que podía cambiar "en cualquier momento" hacia una situación incontrolada como meses atrás.

En Italia también han aumentado los contagios, aunque con menores índices. Las autoridades transalpinas comunicaron este miércoles 384 nuevos casos, el doble de los que se habían detectado el martes. Además, Italia registró 10 muertes en solo un día, una cifra que repuntó hasta los 65 decesos en las islas británicas en la misma jornada.

Alemania, que durante los meses más duros de la pandemia resistió mejor que otros países, es uno de los pocos territorios que escapa del aumento diario de casos, aunque cada jornada de esta semana ha notificado centenares de nuevos positivos. El martes fueron 879, una cifra que descendió ligeramente hasta los 741, de acuerdo con los datos recabados por el Instituto Robert Koch (RKI), que monitorea la información relativa al coronavirus en el país. Más de 212.000 personas se han contagiado ya durante esta pandemia en los 'landers' alemanes, según esta misma fuente.

La presidenta un sindicato de médicos alemán declaró este martes al periódico 'Augsburger Allgemeine' que Alemania se encuentra ya en una segunda oleada de contagios. "Existe el peligro de que nos juguemos todo lo logrado hasta ahora en una combinación de ignorarlo y de deseo de normalidad", avisó Susanne Johna.

En Alemania preocupa especialmente la vuelta a los colegios, que ya se está produciendo en algunas zonas del país. De hecho, es más que probable que esta semana se decrete el uso obligatorio de mascarillas en los centros docentes para minimizar el riesgo de contagio durante las jornadas lectivas.

Hasta en nuestra vecina Portugal, donde la situación epidemiológica ha sido infinitamente mejor que en España desde el principio, se están produciendo repuntes en los últimos días, aunque en niveles muy bajos. De los 112 casos nuevos que se notificaron el martes se pasó este miércoles a 167, para llegar al total de contagios confirmados en el país luso de 51.848.

La situación es diametralmente opuesta y se agrava por momentos en otras regiones del mundo como Rusia, que este miércoles comunicó 5.204 nuevos casos de Covid-19 en solo 24 horas, provocando que el total de contagios se acerque ya a los 900.000.

Con este escenario, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este miércoles que reabrir las escuelas en aquellos países donde la transmisión del coronavirus aún sea alta "solo empeorará la situación".

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, el irlandés Mike Ryan, aconsejó que la vuelta a las escuelas se haga solo si los niveles de contagio son bajos y hay preparadas medidas de reacción en caso de aparición de positivos en las aulas. "Todos queremos que los niños vuelvan a clase", aseguró el irlandés, aunque es necesario que "ellos y los profesores lo hagan en un marco seguro", añadió.

Ryan aprovechó su comparecencia pública para volver a dirigirse a los jóvenes del mundo ante el aumento de la transmisión de la Covid-19 en ese colectivo de edad. El directivo de la OMS y les pidió que actúen con responsabilidad y se pregunten "si hay que ir a fiestas" y otros eventos masivos.

"Preguntaos si necesitáis ir a esa fiesta, a esa discoteca... si la transmisión comunitaria es baja, el riesgo también lo es, pero en zonas donde es alta, todo el mundo está en peligro", advirtió Ryan. "Necesitamos trabajar juntos para reducir los riesgos, y los jóvenes tienen un importante papel para que la transmisión baje", aseveró.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.