El Gobierno asegura que el PERTE de Salud de Vanguardia continuará "más allá" de los fondos europeos y generará 12.000 empleos

El Gobierno ha prometido este jueves que el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) para la Salud de Vanguardia se extenderá "más allá" de los fondos europeos con los que se financia desde su creación en 2021. Según ha confirmado la ministra de Ciencia, Innovación y Universidades, Diana Morant, la apuesta por la innovación en investigación médica y diagnósticos punteros frente a desafíos sanitarios que el Ejecutivo impulsó tras la pandemia se mantendrá después de 2026, cuando finaliza la ejecución de los fondos europeos.

"El proyecto de país por la salud tiene la garantía de que va a ir más allá del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. De hecho, ya estamos dando estabilidad a todos los proyectos para que tengan continuidad", ha asegurado en declaraciones a los medios, tras presidir junto con la ministra de Sanidad, Mónica García, la cuarta reunión de la Alianza del PERTE para la Salud de Vanguardia.

Según han informado las dos ministras, desde que se puso en marcha este perte hace ya tres años, se han ejecutado 1.300 euros del proyecto, lo que supone el 85% de los fondos iniciales. En 2021, el PERTE comenzó con una inversión prevista de cerca de 1.500 millones, que luego se incrementaron hasta los 2.300 millones tras la aportación de la adenda (2.000 de inversión pública y 300 de privada).

Más de 12.000 puestos de trabajo

"Podemos decir que lleva la marcha y el ritmo de cumplimiento de los hitos comprometidos y el calendario establecido", ha afirmado Morant, quien ha asegurado que el Gobierno está "realmente satisfecho" con el avance de este PERTE, que fue el segundo en aprobarse en Consejo de Ministros.

"Estos fondos europeos tenemos que hacerlos luego estructurales para seguir manteniendo este PERTE y esta inversión viva. Y gracias a eso ya está habiendo una repercusión en la vida de los pacientes", ha señalado Mónica García. Según ha indicado, el Gobierno estima que este PERTE generará una contribución en el PIB de 4.335 millones de euros y la creación de más de 12.000 puestos de trabajo.

Precisamente la reunión de este miércoles —la primera que presidía Mónica García desde que fue nombrada ministra— se han analizado los avances en la implementación de nuevas tecnologías en el sistema sanitario, incluyendo la adopción de la medicina de precisión, las terapias avanzadas y la inteligencia artificial para mejorar la prevención, el diagnóstico y tratamiento de enfermedades.

Proteger las patentes

Una de las novedades que se han comentado, tal y como ha contado Morant, es la "ambiciosa fórmula" de la mercantil público-privada para desarrollar terapias avanzadas. "Somos un país líder haciendo ensayos y terapias avanzadas, y queremos que esas patentes no acaben siendo compradas por empresas del exterior, estadounidenses, que luego son carísimas y difíciles de reincorporar al Sistema Nacional de Salud (SNS) si no es con un coste elevadísimo", ha sostenido la ministra, quien ha destacado también que con esta "iniciativa pionera" buscan "atravesar esa barrera de dificultad" en el sector.

Morant ha recordado, en ese sentido, que la inversión ha permitido impulsar proyectos como 'Terafront', la primera sociedad mercantil de terapias avanzadas participada por el Gobierno y dos farmacéuticas con capacidades industriales en España (Insud y Rovi).

Ambas ministras han informado también de una nueva inversión de hasta 150 millones de euros en dos iniciativas de cooperación en I+D+I internacional en el ámbito de salud, mediante el instrumento europeo IPCEI, que impulsará "grandes proyectos de especial interés común internacional" en el ámbito de la UE. Una parte de esa cantidad se destinará a la participación de empresas españolas para que puedan investigar innovaciones farmacológicas, y desarrollar nuevos fármacos y vacunas.

El PERTE contará igualmente con un paquete de convocatorias que saldrán "próximamente" por un valor de 105 millones de euros para "reforzar capacidades clínicas" y la investigación de enfermedades raras neuromusculares y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

10 millones para microcredenciales universitarias

Otra de las novedades anunciadas es la creación de una Comisión de Formación dentro de la Alianza, que estará dotada con 10 millones de euros y que se destinará a reforzar la formación de estudiantes, tanto en universidades como en centros de Formación Profesional (FP), en el sector sanitario y el desarrollo de terapias avanzadas. Se trata, según ha defendido Morant, de potenciar la formación a lo largo de la vida y de que la sociedad, a través de la formación, siga el ritmo "en el que estamos avanzando en este sector en nuestro país".

En ese marco, de los 50 millones del plan de microcredenciales de formación continua, el 20% (esto es, 10 millones) irán a este proyecto y para la formación de microcredenciales universitarias en torno a salud de vanguardia y terapias avanzadas.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.