Gobierno y comunidades aprueban el programa para crear 5.636 plazas de docentes universitarios con el rechazo de Baleares

Gobierno y comunidades autónomas han dado luz verde este miércoles a la partida inicial del Ejecutivo de 46 millones de euros para financiar la creación de nuevas plazas de profesores docentes. Una iniciativa que forma parte del nuevo Programa de incorporación de talento docente e investigador en las universidades públicas españolas, aprobado este martes en Consejo de Ministros, y que solo ha recibido el voto en contra de Baleares.

Según ha contado la ministra de Ciencia, Innovación y Universidades, Diana Morant, tras la Conferencia de Política Universitaria, las comunidades han autorizado la propuesta final que hizo su departamento, tanto en lo que respecta a ese primer reparto de dinero. como a la cuantía que se va a repartir durante los seis años que se prevé que dure el programa.

Así, el Estado distribuirá unos primeros 46,7 millones para crear nuevas plazas de ayudante doctor de septiembre a diciembre, con el objetivo de cubrir el periodo de septiembre a diciembre de 2024. El Gobierno se hará cargo, de este modo, y con una financiación de 150 millones anuales, de la creación de 3.400 plazas del total de las 5.635 necesarias para reducir la temporalidad a más de la mitad en las universidades públicas españolas; por lo que las comunidades tendrán que sufragar las 2.235 restantes. Esto significa que las administraciones autonómicas deberán aportar, por su parte, otros 97 millones anuales; lo que se traduce en que habrá una financiación total de 247 millones de euros anuales para financiar esa incorporación del profesorado doctor a las universidades.

Convenios antes de julio

"El Gobierno va a sufragar, incluso no siendo nuestra competencia, estos salarios de los profesores que se incorporarán con el programa", ha subrayado Morant, quien también ha incidido en que, para dar "carácter plurianual" y "seguridad financiera" al programa, deberán "aterrizarlo" en convenios firmados de forma individual con cada una de las comunidades autónomas, que deberán comprometerse a cubrir las vacantes restantes si quieren recibir los fondos del Gobierno.

Convenios que tendrán que firmarse cuanto antes, teniendo en cuenta que quedan menos de tres meses para septiembre y que hay que dar tiempo a las universidades para que puedan sacar sus ofertas y concursos para incorporar al profesorado. "Tenemos pocas semanas para acabar de rematar estos convenios", ha insistido la ministra, quien espera que en julio puedan haberse cerrado.

Será, por tanto, en la firma de esos convenios cuando se evidencie qué comunidades deciden adherirse o no a este programa de cofinanciación. La previsión es que el consenso sea mayoritario, ya que, por lo expresado en la reunión de este miércoles, solo Baleares ha rechazado la propuesta del ministerio; comunidad que, además, es de las que más temporalidad tiene, con un 70%.

"Ahora queda otro paso tan importante como este, que es que las comunidades autónomas firmen los convenios y que, por tanto, el Gobierno y las comunidades autónomas comprometidas en hacer todos los cambios necesarios en las universidades para cumplir con esa regla que marca la ley para bajar la temporalidad del 49% de media al 20%, que es el máximo de temporalidad que vamos a aceptar", ha aseverado.

Plazas y financiación por comunidades

El Gobierno ha calculado cuántas plazas necesita crear cada comunidad en función de las necesidades y de la realidad de esas universidades, lo que suma un total de 5.636 nuevas plazas en todo el país. En Andalucía, por ejemplo, se tendrán que cubrir 774 vacantes; de las cuales el ministerio cubrirá 468, con 6,5 millones de euros. Aragón necesita 156 (el ministerio costeará 94, con 1,1 millones); mientras Asturias estabilizará un total de 57 plazas (el Gobierno cubrirá 34, con 398.421 euros).

En Baleares (si decide finalmente adscribirse al programa), el Estado se hará cargo de la creación de 28 de las 46 que tienen que crearse en los próximos años, con una financiación de 327.652 euros. Canarias necesita 188 (113 pagadas por el Gobierno con 1,6 millones); Cantabria, 48 (29 del Gobierno con 236.401 euros); Castilla y León, 445 (269 del Gobierno con 3,4 millones); y Castilla-La Mancha, 445 (96 del Gobierno, con 1,3 millones).

Cataluña es de las comunidades que más plazas tendrá que estabilizar en los próximos seis años, 1.168 en total, de las cuales el Ejecutivo sufragará 705 con 10,7 millones. La Comunidad Valenciana cubrirá otras 707 (426 de las cuales estarán financiadas por el Gobierno con 5,5 millones); Extremadura, 89 (54 del Gobierno, con 5,5 millones); Galicia, 166 (101 del Gobierno, con 1,3 millones); y Madrid, 1.091 (656 del Gobierno, con 8,7 millones).

De las 192 nuevas plazas que se crearán en las universidades de Murcia, 116 las cubrirá el Estado con 1,6 millones de euros; de las 76 de Navarra, el Gobierno costeará 46 con 576.358 euros; de las 200 de País Vasco, 121 las pagará el Ejecutivo con 1,8 millones; y de las 9 de La Rioja, el ministerio sufragará 5 con 54.173 millones.

Las plazas restantes corresponden a la UNED, que depende del Ministerio de Ciencia, y para cuya creación se destinarán 470.061 euros.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.