El Gobierno dice ahora que compró los tests defectuosos a un "proveedor nacional" con homologación europea

Las pruebas de detección del coronavirus que supuestamente el Gobierno adquirió a China no venían de ese país ni de la empresa que la embajada china ha aclarado este miércoles que no contaba con la garantía de Pekín, sino que fueron servidas por un "proveedor nacional" que contaban con "homogación europea".

Esta es la explicación que esta tarde ha ofrecido el Ejecutivo al supuesto fraude en una partida de test de coronavirus que, según ha revelado el diario El País, no ofrecía más que un 30% de certidumbre sobre los resultados.

"La partida devuelta de test rápidos defecutosos contaba con homologación europea para su compra y comercialización en todo el espacio comunitario", ha indicado Moncloa mediante un comunicado en el que ha aclarado que el Gobierno no los adquirió a China "sino a un proveedor nacional".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.