El Gobierno estudiará el impacto del 5G en las relaciones exteriores tras las presiones de EE UU para excluir a Huawei

La ministra de Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, Arancha González-Laya, ha anunciado este jueves que el Gobierno creará un panel de alto nivel para abordar la tecnología 5G y su impacto en las relaciones exteriores, ante las presiones de Estados Unidos contra una apertura a Huawei en este campo.

En declaraciones concedidas a la prensa a la salida de la Comisión de Exteriores, González-Laya ha destacado que este panel estará integrado por "personas expertas en temas donde la tecnología tiene una intersección con las relaciones exteriores". Asimismo, ha subrayado que este panel dará "recomendaciones" al Gobierno que después podrán ser "impulsadas" por las autoridades, "tanto en España como en Europa o en organismos internacionales".

"Este tema de la tecnología es un tema importante para el Ministerio, para el Gobierno", ha señalado, al tiempo que ha recalcado que "este es el tema del futuro" y que "hay que tener las ideas más o menos claras". "Lo que queremos hacer es abrir el zoom. El 5G es una de las múltiples dimensiones de la tecnología y su impacto en las relaciones exteriores", ha sostenido la ministra.

En este sentido, ha recordado que "hay otras muchas dimensiones más" que es necesario examinar, incluidas aquellas relativas "a defensa, seguridad, Derechos Humanos y democracia".

Estados Unidos ha pedido a la UE y, en especial, a las compañías de telecomunicaciones presentes en estos países excluir por completo a Huawei en el despliegue de sus redes 5G, no solamente en el núcleo, como venían haciendo varias operadoras desde hace meses.

El secretario de Estado adjunto de Estados Unidos responsable de política de información y comunicaciones cibernéticas e internacionales, Robert Strayer, se ha reunido estos días con las autoridades españolas y europeas para defender la posición de Washington y presionar para que los Veintisiete usen la tecnología de compañías "de confianza" como Nokia, Ericsson o Samsung.

De esta forma, el representante estadounidense ha afirmado que si los países deciden usar "tecnología no confiable" en sus redes 5G, eso "pondrá en peligro" la capacidad de Washington de compartir información "en el más alto nivel".

"Es una consecuencia desafortunada por el hecho de que no podemos poner nuestra información importante en riesgo de ser accedida por el Partido Comunista chino", ha zanjado Strayer.

Strayer cerró este jueves una visita a España en la que se entrevistó con altos cargos de los ministerios de Exteriores y Economía, así como con reguladores y operadores de telecomunicaciones, a fin de insistir en el mensaje de Washington acerca del potencial peligro de Huawei, igual que de la también china ZTE.

En los últimos meses, varios operadores europeos como Telefónica o Vodafone han anunciado que retirarán progresivamente la presencia de equipos de Huawei de los núcleos críticos de las redes 5G, a fin de contar con varios proveedores de esa infraestructura.

Sin embargo, Strayer subrayó la posición del Gobierno estadounidense de que las zonas menos sensibles de las redes (denominadas "edge" a nivel técnico) también son un foco de "potencial vulnerabilidad". En este sentido, recalcó que el riesgo no está solamente en los núcleos más sensibles de las redes 5G sino en todas esas infraestructuras.

El funcionario estadounidense no advirtió a España de posibles represalias en caso de que Huawei esté en sus redes 5G, pero sí recordó la "buena cooperación" bilateral, por ejemplo en la OTAN y a nivel policial, y resaltó que si los países "adoptan tecnología que no es de confianza, eso afectará a nuestra capacidad de compartir información al más alto nivel".

Strayer afirmó que compañías como Ericsson, Nokia o Samsung son consideradas por el Gobierno estadounidense como "proveedores seguros y fiables" y aseguró que no existe la distancia tecnológica con Huawei que se proclama "en Pekín".

En este sentido, consideró que "hay que desmitificar" el liderazgo de la compañía china en 5G, de la que aseguró que está inmersa en "una campaña para engañar a la población de Europa" sobre esta tecnología.

Strayer, quien también visitó Portugal en su viaje por Europa, participó el pasado fin de semana en la Conferencia de Seguridad de Munich (Alemania), en la que el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, calificó a Huawei y a tecnológicas chinas de "caballo de Troya" de los servicios de inteligencia de Pekín.

Robert Strayer recordó que la ley china de seguridad nacional obliga a las compañías de ese país, incluso privadas, a cooperar con los servicios de inteligencia y seguridad y a mantener esa cooperación en secreto, lo que muestra el control que puede tener el Partido Comunista de China sobre la información que circule por las redes de telecomunicaciones donde sus empresas tengan presencia.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.