El Gobierno rechaza el referéndum que plantea Aragonès y vincula la propuesta con las elecciones en Cataluña

Pese al intento del Govern de Pere Aragonès de plantear un referéndum de independencia amparándose en el artículo 92 de la Constitución, el Ejecutivo de Pedro Sánchez insiste en su rechazo. "No y no, en absoluto está en la hoja de ruta del Gobierno", ha afirmado la ministra portavoz, Pilar Alegría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Y es que, casi de forma simultánea, Aragonès planteaba desde el Palau de Centelles una consulta sobre la independencia aludiendo a que la Carta Magna les permite celebrarlo sin ninguna modificación legislativa y con la pregunta "¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente?".

Alegría no ha querido ni entrar a valorar los detalles de la propuesta, y ha vinculado este planteamiento, en el que ERC y Junts llevan insistiendo desde que la amnistía ya estaba encaminada en el Congreso, en la cercanía de las elecciones del 12 de mayo en Cataluña. A su juicio, esto es una "evidencia" y, sin entrar a poner adjetivos a la propuesta, la ha rechazado de plano por ser "absolutamente antagónica" a la línea en la que va el Gobierno y por tratarse de una posición que "no quiere la mayoría de la sociedad catalana". De esta forma, el Ejecutivo se quiere situar en el "camino del reencuentro", de la "unidad" y de la "concordia", un sendero que se le presentará más complicado cuando pase el periodo electoral y tenga que volver a negociar con los que son sus socios en esta legislatura.

"Conscientes" de la composición del Congreso

En este sentido, Alegría ha aludido a los tres años y medio que quedan de legislatura y que el Gobierno pretende agotar, reconociendo que en ellos también hay "muchas políticas que impulsar". "Somos conscientes de la composición del Congreso, también a la hora de aprobar leyes que son importantes", ha afirmado la portavoz del Ejecutivo, que no ha logrado aprobar los presupuestos para este año debido al adelanto electoral en Cataluña, por lo que ya trabaja en las cuentas públicas para 2025.

La solución que ha planteado Alegría es la de "establecer diálogos" y contactos con los distintos grupos, como venían haciendo hasta el momento. "La hemeroteca está más que consolidada y es positiva porque hemos podido aprobar numerosas leyes, y ese diálogo es el que vamos a seguir aplicando", ha zanjado.

El Gobierno ya relacionó con una estrategia electoralista la iniciativa del Parlament que pide declarar la independencia en Cataluña, y que Sánchez anunció que llevaría ante el Tribunal Constitucional para frenarla. Fue el pasado Consejo de Ministros, hace tan solo una semana. Ahora, los partidos independentistas, en este caso el candidato de ERC y president de la Generalitat Pere Aragonès, vuelven a poner al Ejecutivo en un aprieto planteando el referéndum, una posición que "no comparten" porque va "en contra" de su política en los últimos años y de la "dignidad, el encuentro y el avance para Cataluña", según ha insistido Alegría.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.