La historia de la ballena varada en el río Támesis tendrá un triste final: será sacrificada para evitar su sufrimiento

La cría de ballena que apareció este domingo por la orilla del río Támesis, que logró atraer la atención de centenares de londinenses, tiene "dificultades para nadar" y su salud se está "deteriorando rápidamente". Así lo han explicado los servicios de rescate que, desde este fin de semana, han tratado de salvar la vida del animal que, desorientado, llegó nadando al centro de Londres.

Ahora, para "acabar con su sufrimiento", la pequeña ballena será sacrificada, según declaraciones de los equipos de rescate recogidas por medios locales. "Una vez que la ballena esté en la playa, un equipo veterinario estará a la espera para aplicarle la eutanasia y poner fin a su sufrimiento", aclaran los rescatadores, aunque seguirán "haciendo lo que puedan" para cuidar del animal "en estas tristes circunstancias", añaden.

El cetáceo, que mide entre 3 y 4 metros de largo, fue vista por primera vez el domingo y rescatada horas después en una esclusa, pero se escapó y tuvo que ser rescatada de nuevo. No obstante, aunque era refrescada periódicamente por los servicios de rescate con una manguera, no se ha podido evitar el deterioro de su salud, lo que ha llevado al equipo de veterinarios a tomar la triste decisión de sacrificarla.

Tras el segundo rescate, según han explicado los veterinarios, la cría de ballena "básicamente había perdido toda la energía que le quedaba", lamentan, a lo que se suma "otra lesión por varamiento", lo que ha favorecido al empeoramiento del animal. Los mismos equipos de salvación han manifestado que, habitualmente, las razones por las cuales una ballena queda varada en una orilla, es porque están "gravemente enfermas o malheridas", por lo que ha lamentado que "no hay mucho más que se pueda hacer en esa situación".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.